Menu
Shit-And-Shine  

Shit And Shine

Blowhannon

Diagonal

7,5

Noise funk

Vidal Romero

 

De Shit And Shine sabíamos ya que son unas auténticas bestias pardas, tipos capaces de arrancar a sus guitarras y sintetizadores un ruido que haría temblar las mismísimas torres de Mordor. Lo que no habíamos imaginado es que también son capaces de domesticar ese mismo ruido, y utilizarlo para construir piezas de funk con un groove insólito. Según parece, la culpa de semejante mutación la tiene el loco de Powell, que está convirtiendo su sello Diagonal en una de las plataformas más desprejuiciadas e interesantes de Inglaterra –y que, visto su poder de convicción, sería capaz de vender la torre de Pisa a un italiano.

 

Blowhannon”, el primer tema del lote, mezcla drones, guitarras humeantes, un bajo de naturaleza líquida y viejos samples de películas para dar forma al tema más amable jamás grabado por Shit And Shine -lo de amable es un decir, claro, porque esto suena como si alguien hubiera rescatado algún disco de Talkin’ Loud de los noventa y lo hubiera chorreado con ácido sulfúrico-. “Value”, justo después, es ya pura abrasión: un breakbeat completamente bañado en distorsión, que se recorta y se frena, mientras un mar de voces de helio y de samples marcianos emergen desde el plano de fondo. Una estrategia que la magnífica “Shower curtain” repite en la otra cara, aunque añadiendo una línea de bajo demoledora y toda una colección de sonidos fantasmales. Y para el fin de fiesta queda “Dixie peach”, una violenta explosión de ruido, que de vez en cuando deja asomar a la superficie los restos de un ritmo electro. La gente enferma también baila.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com