Menu
DatA-Soldiers-Flag-EP  

DatA

Soldier’s flag

Ekler’O’Shock

7

Disco pop

Vidal Romero

 

Quizás se deba a que el sonido maximalista y cochino a lo Justice ya está demasiado explotado, o quizás es que los niños se nos hacen mayores, y prefieren quedarse en casa con una botella de vino, en vez de pasar la noche dando tumbos de club en club. El caso es que muchos de los productores que protagonizaron la última explosión electrónica en Francia están virando en los últimos tiempos hacia un pop de aires (más o menos) clásicos. Es una tendencia a la que ya se habían apuntado tipos como Bot’Ox, Discodeine o Danton Eeprom, y que también abraza DatA con su nuevo maxi, el primer material que publica desde 2009.

 

No significa esto que “Soldier’s flag”, la canción titular (y avance de un disco que llegará en algún momento de 2014), parezca un descarte de Belle And Sebastian, pero sí que mucha de la rudeza de sus producciones anteriores –esos bajos hipercomprimidos, esos ritmos cargados de anabolizantes que poblaban temas como “One in a million- ha quedado apartada: aquí brillan los sintetizadores, las melodías vocales son luminosas y los ritmos están mucho más depurados; una estrategia que se repite en otra de las canciones del lote, “Patriots”. Y eso sí, los que echen de menos al antiguo DatA pueden acudir a los ritmos gruesos de “Desert eagle”, o a esa “Soldier’s flag (club versión)” abrasiva y pirotécnica, que cierra el lote mirando de reojo a las pistas de los clubes. La versión digital añade dos remezclas más, una de The Reflex bastante chusca, y otra de Bottin que, como casi siempre sucede con el italiano, es pura elegancia.

 

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com