Menu

girls3x05a

 

Girls 03x05

Yo, yo, yo y luego…

 

Sandra S. Lopera

 

Los hijos únicos siempre piensan que sería mejor tener hermanos, y mucha gente que tiene hermanos está convencida de que ser hijo único es un chollo. Sobre todo si el hermano que te ha tocado es más molesto que una grapa en el párpado. Hannah está harta de las continuas peleas entre Adam y su hermana Caroline, y, convencida de que tanto ver realities en la tele puede dar sus frutos porque le han conferido cierta experiencia como psicoanalista de estar por casa, los sienta a la mesa para que hablen en plan terapia. Como si la anfitriona de esta conversación fuera la más sensata para dar consejos sobre estabilidad emocional. De hecho, Hannah no atraviesa precisamente su mejor momento, porque su futuro como escritora podría esfumarse.

 

girls3x05b

 

Durante el funeral de David, la protagonista se entera de dos noticias que la van a dejar de piedra (y ojo porque aquí van los spoilers de la semana). La primera noticia es que David no era gay y que estaba casado con una chica a la que, además de dar el pésame, sonsacará el nombre de un nuevo editor ya que, y esta es la segunda noticia del día, la editorial en la que trabajaba el fallecido ha parado todos los proyectos que éste tenía pendientes, incluyendo el e-book de Hannah. Pues sí, la reina del drama tiene un nuevo motivo para ignorar los problemas ajenos y centrarse en sus penas. Si es que parece que a esta chica no hay nada que le guste más que tener un metro o dos de barro en el que revolcarse, metafóricamente hablando, claro. Tras una entrevista bastante surrealista y demasiado eufórica con los nuevos editores, un problema con los derechos de autor pone en peligro los planes de Hannah, así que tiene la excusa perfecta para pasarse el resto del capítulo compadeciéndose de sí misma y culpando al mundo de las decisiones que ella misma ha tomado. Los problemas de los demás quedan bien lejos mientras ella practica su yo, yo, yo y después yo, un lema que casi se ha convertido en su mantra. Que Marnie se enrolle con quien no debe, que Shoshana esté hasta las narices de vivir con Jessa o que ésta haya creído encontrar su vocación, de momento, no es lo suficientemente importante para colarse en el cántico lastimoso de Hannah.

 

girls3x05c

 

Hay que reconocer que verla exasperarse al teléfono y pasar de la más absoluta felicidad, mientras se come un helado paseando triunfal por la calle, al mayor cabreo de la historia de la serie ha sido de lo mejor que hemos visto en esta tercera temporada. Y tan sólo vamos por el quinto episodio. La cosa se anima. Si es que la felicidad en “Girls” no puede durar, está claro, los mejores diálogos aparecen siempre cuando todo empieza a complicarse. Pero lo que Hannah no ha calculado bien son los daños colaterales que van a tener sus actos. Y es que, después de tantos gritos y frustración por ver cómo puede perder su gran oportunidad, quien acaba pagando los platos rotos es la molesta inquilina que se ha instalado en su piso, Caroline, a la que acaba echando de malos modos (aunque lo que suelta la hermana de Adam por esa boquita tampoco se queda atrás, como si decirle a alguien que todos sus traumas son culpa de ser hija única no se mereciera un portazo en las narices). Pero esa ya es otra historia de la que nos hemos quedado a medias porque, tras el portazo, no sabemos qué consecuencias va a traer esto para la pareja. Veremos qué ocurre con la inquilina chiflada, con el libro… ah, y con Jessa empezando un nuevo trabajo. Lo de Marnie y su desliz mejor lo dejamos para otro momento, cuando Hannah tenga la cabeza más despejada y pueda dedicarle cinco minutos a su amiga.

 

Sandra S. Lopera

Sandra S. Lopera (Barcelona, 1981) es periodista y crítica de cine. Actualmente colabora en diferentes publicaciones y webs como Tomacine o Dioses y monstruos. Fue directora de la sección de cine de la Guía del Ocio de Barcelona y ha escrito en medios como el diario Avui, Go Magazine o la revista Scifiworld. El primer recuerdo que tiene de su infancia es estar en el cine viendo "E.T.". Vio pasar una bici por delante de la luna y fue amor a primera vista. Desde entonces ha sido una apasionada del cine.

Más en esta categoría: « In Treatment True Detective 1x04 »