Menu
Dauwd  

Dauwd

Kindlinn

Kompakt

8,5

Techno

Vidal Romero

 

El primer maxi del productor londinense Dauwd, “What’s there” (11), se movía por terrenos resbaladizos: en la superficie parecía un fino ejercicio de UK garaje, pero por debajo bullían atmósferas líquidas, voces espectrales y bajos gruesos como el brazo de un culturista. Nuestro hombre dudaba entre seguir sus instintos y tirar hacia un techno paisajista y de trazos oscuros, o plegarse a la moda de la bass music que imperaba entonces en su país. Una duda que resolvió de manera magistral en su segunda entrega, “Heat division” (13, que tuvo EP de remixes), que seguía manteniendo cierto perfume a 2-step en los ritmos, pero que al mismo tiempo utilizaba una narrativa mucho más libre y aérea, en la que las texturas y los cambios de intensidad reclamaban todo el protagonismo, con resultados tan espectaculares como los de “Heat division” o “Silverse”.

 

Justo un año después, “Kindlinn” sigue cultivando ese gusto por las narrativas no lineales y la presión atmosférica. “Lydia”, por ejemplo, utiliza una línea melódica de inspiración cósmica que va retorciendo sus formas a medida que avanza el tema, a medida que el ritmo se va haciendo más crudo. “Kindlinn”, justo después, utiliza una fórmula parecida: un beat directo y contundente, que se ancla a la pista de baile, y un plano de fondo infectado de ruido y de nimbos ambientales, todo mezclado con un habilísimo juego de intensidades, ideal para que el club estalle en llamas a las seis de la mañana. Y para terminar, “Rain maker” juega la baza del ambient techno, dibujando un paisaje de formas libres y mutantes, en el que aparecen y desaparecen los ritmos, dejando al oyente arropado con un colchón de sintetizadores espaciales y de una línea de bajo que alcanza proporciones épicas. Tres temas que supuran emoción a flor de piel y que se notan cincelados con un meticuloso amor al detalle; dieciséis minutos que conforman el mejor maxi que Kompakt ha publicado en muchos meses, y que confirman a Dauwd como uno de los jóvenes con mayor potencial de su generación. Cremita.

 

Vidal Romero

Como todos los antiguos, Vidal Romero empezó en esto haciendo fanzines (de papel) a mediados de los noventa. Desde entonces, su firma se ha podido ver en infinidad de revistas (Go Mag, Rockdelux, Ruta 66, Playground, aB, Era y Clone entre muchas otras) y algún que otro periódico (Diario de Sevilla, Diario de Cádiz). Es también uno de los autores del libro “Más allá del rock” (INAEM, 08) y ha trabajado como programador y productor para ciclos de conciertos y festivales como Arsónica, Territorios o Electrochock (US). Incluso le ha quedado tiempo para ayudar a levantar España ladrillo a ladrillo con lo que es su auténtica profesión: la arquitectura. Es uno de los mejores analistas de música electrónica de este país.

 

vidal@blisstopic.com