Menu

theknick10a

 

The Knick 01x10

Crutchfield

7,9

 

Rodolfo Santullo

 

Y se terminó. Nueve episodios bastaron para ordenar cual piezas de ajedrez sobre el damero a todos los personajes y cerrar en este décimo y último sus historias, o al menos parte de ellas. No es este un final de temporada de esos dramáticos, donde cambia el statu quo y se patea el tablero, sino que es simplemente la última muestra de cada entrega, de cada relato, un nudo final en todo caso pronto siempre a desatarse para el año que viene poder continuar.

 

Así, la historia principal de estos últimos capítulos, el desbarranque adictivo del Dr. Thackery (Clive Owen) sigue estando presente, pero no es protagonista exclusivo como venía siendo (o al menos pareciendo). Sí es definitiva su caída. Tantas altas y bajas en su adicción a la cocaína –combinadas de mala manera con su habitual soberbia– terminan por tener costes trágicos altísimos. En todo nivel y forma, Thackery es derribado cual bolo de boliche. Una sombra del genial médico que acompañamos durante todo el año. Su relato tiene, sin embargo, un colofón cargado de humor negro (sólo digamos, sin ánimo de incurrir en el pecado del spoiler, que su relación con las drogas está lejos de terminar).

 

Medio perdida queda a partir de esto nuestra enfermera Elkins (Eve Hewson). Puso demasiado en la relación con Thackery para su propio bien y, para colmo, dicha relación es evidente para muchas personas, entre ellas Bertie Chickering Jr. (Michael Angarano), quien tenía esperanzas de su parte de generar con ella una relación similar (sin el aditivo de las drogas, presumo). Bertie, por lejos el personaje más luminoso y feliz de toda la serie, las pasa bastante canutas para mantenerse de buen humor con todo lo que se cae a su alrededor, y de plano no lo consigue. Si bien su personaje perdió algo de protagonismo en estas instancias finales, la labor de Angarano alcanza y sobra para volverlo uno de los personajes más queribles. Su indudable alejamiento de Thackery será una de las consecuencias que veremos en la próxima temporada.

 

theknick10b

 

Y, para hablar de consecuencias, el director Barrow (Jeremy Bobb) sale de Guatemala para caer en guatepeor. Para librarse de sus deudas y del acoso del mafioso al que le debe, trata de armar un teje y maneje que: a) involucre taimadamente a Thackery, b) mate al mafioso y c) lo deje puro y sano como un bebé. Todo le sale de manera espantosa y menudos problemas esperan a Barrow el año próximo. Problemas chinos, sin buscar el chiste fácil.

 

Por su lado, las desgracias del pobre Dr. Gallinger (Eric Johnson) no parecen tener fin. Su esposa Eleonor (destaca y mucho en este cierre de temporada Maya Kazan) sigue descendiendo en la espiral de la locura y ya, pobrecita, está perdida. A Gallinger no parece que le vaya mucho mejor. Si no se recompone, la próxima temporada lo va a elevar a calidad de paria. Esperemos que no, ya la piedad que desprende este pobre desgraciado es inmensa.

 

¿Y qué pasó con el romance interracial? Pues termina en aborto, matrimonio no deseado y paliza en la calle. Mientras Cornelia (Juliet Rylance) sigue adelante con sus planes contra sus propios deseos, Algernon (Andre Holland) muerde el polvo con su particular forma de droga: pelear en la calle. Esta línea argumental nos permite unos momentos de nuestra dupla favorita: la monja y el camillero, pero ya ocupan muy poco espacio en esta ficción, lo cual no deja de ser lamentable.

 

Y así terminamos, con un hospital diezmado de sus doctores y enfrentando más problemas de los que se pueden combatir. De todos modos, y con la segunda temporada confirmada, estoy seguro de que le van a encontrar la vuelta. Hasta la próxima.

 

Lo mejor: La consistencia de toda la temporada, reflejada en un remate dignísimo.

Lo peor: Que se destaque tanto la problemática de los personajes más dramáticos y los otros (Harry, Cleary, Bertie) tengan tan poca luz cenital.

 

Rodolfo Santullo

Rodolfo Santullo (Mexico D.F., 1979) es periodista, escritor, guionista y editor de historietas al frente de Grupo Belerofonte. Ha publicado novelas, cuentos e historietas en Uruguay, Argentina, Ecuador, Alemania, España, Chile, Gran Bretaña, Perú, Italia y Chipre. Actualmente prepara su debut como guionista de cine con la película "La teoría de los vidrios rotos".