Menu
worldsend1  

BIENVENIDOS AL FIN DEL MUNDO

Edgar Wright

Reino Unido, 2013

7,4

 

Milo J. Krmpotic'

 

Veintidós años después de fracasar en su asalto adolescente a la Milla de Oro del pueblo de Newton Haven (esto es, el plan de beberse una pinta en todos y cada uno de los doce pubs del lugar), Gary King logra que su antigua panda escolar se le una a la hora de tomarse la preceptiva (pero tardía) revancha. Las diferencias entre uno (obsesivamente anclado en el pasado) y otros (casados o divorciados, padres de familia, con trabajos respetables y preocupaciones propias de su edad) no tardan en ponerse de manifiesto. Pero una circunstancia mucho menos prosaica será la que acabe de torcer la noche (y, con ella, el mundo tal y como lo conocemos).

 

La llamada “Trilogía del Cornetto” (o “de la sangre y el helado”) del tándem Edgar WrightSimon Pegg llega a su fin con una variante británica, delirante y gozosamente multirreferencial, de los títulos sobre crisis de madurez con que ha hecho fortuna Judd Apatow. Ambos beben de las obras seminales de John Hughes, es evidente, pero, mientras la factoría del norteamericano tiende a contar la década y pico después de aquellos días adolescentes, “Bienvenidos al fin del mundo” arranca a, pongamos, uno de los integrantes de “El Club de los Cinco”, lo estampa contra su cuarenta aniversario y pasa la papilla resultante por una serie de tamices que incluyen la ciencia ficción clásica y cercana a la serie B (desde “El pueblo de los malditos” hasta “La invasión de los ladrones de cuerpos”), la cultura de pub, la crítica a la homogeneidad de la Era de Starbucks, el “You can’t go home again” de Thomas Wolfe, la primera rotonda en la historia de Gran Bretaña y, last but not least, los precedentes “Shaun of the dead” y “Hot Fuzz” (Cornetto rojo y Cornetto azul frente al verde que nos ocupa).

 

worldsend2

 

El esquema resultante flirtea con el déjà-vu, sin duda. Pero es tal la inteligencia de su guión (plagado de enlaces internos que nunca desembocan en un 404: los nombres de los pubs, cada predicción que realiza algunos de los personajes, los ejemplos sobre ese mundo impersonal en que vivimos…), es tanta la energía que imprime Wright a la realización y tal el entusiasmo interpretativo de Pegg (escoltado por secundarios del nivel de Paddy Considine o Eddie Marsan, amén de su soul mate Nick Frost y el siempre agradecido Martin Freeman, a lo que cabe añadir las jugosas aportaciones puntuales de Michael Smiley, Steve Oram, Pierce Brosnan o un sonoro Bill Nighy); resulta, en definitiva, tan certero su homenaje a los primeros 1990 (léase aquí la crítica de Manu González a la banda sonora del film) que uno no puede más que dejarse llevar proyección abajo entre sonrisas cómplices y alguna que otra carcajada.

 

Después de transmitir tan veraz y entretenidamente su mensaje de melancolía generacional, tras triunfar incluso en el siempre peliagudo terreno de las escenas de acción y lucha cuerpo a cuerpo, la cosa se embarra, no obstante, con un clímax moroso en exceso, dependiente de un diálogo que no luce la chispa de sus predecesores. Dura poco, en cualquier caso, la sensación de coitus interruptus, ya que el epílogo vuelve por sus fueros y nos lleva a lamentar, si cabe aún más, que uno de los proyectos más peculiares y metaingleses de la última década haya llegado a su fin.

 

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com