Menu

Primavera Sound 2019

30-31/05-01/06/2019, Fòrum, Barcelona

 

Textos Javier Burgueño y Manu González

Fotos Rosario López 

 

En unos tiempos en los que cada uno de nosotros quiere ser especial llega el Primavera Sound 2019 abogando por la nueva normalidad, ¿y qué es la nueva normalidad? Pues una mirada transversal que intenta abarcar un espectro musical más amplio, dando mayor protagonismo a propuestas que en anteriores ediciones no lo habían tenido tanto como los ritmos latinos y afroamericanos. ¿Funcionó la idea? Por un lado, sí (el sábado, con Rosalía y J Balbin consiguieron un nuevo récord de asistencia), por otro, no tanto (parte del público de largo recorrido se sintió dejado de lado y no acudió este año al festival). Quizás el giro de timón fuese demasiado brusco, no tanto en el cartel (seamos serios, con 295 grupos en el cartel y la variedad estilística presentada era casi imposible quedarse sin opciones de escoger algo interesante que ver) como en la difusión, de ahí que el próximo año ,en el que el festival celebra su veinte aniversario se plantee como la unión de algunos grupos emblemáticos de la historia del festival con las nuevas bandas, buscando un consenso entre antiguo y nuevo público.

 

JUEVES, 30/05/2019

Centrándonos en la edición de este año a la primera de cambio nos presentamos en el Auditori, donde acudimos en busca de la actuación de Terry Riley, que al final resultó ser más la presentación de su hijo como guitarrista de jazz fusión (a ver, no nos vamos a quejar ya que pudimos disfrutar a su casi 84 años del compositor de "In C" y leyenda viva del minimalismo, pero la verdad, nos esperábamos un poquito más de Terry y un poco menos de Gyan) y acabamos encontrándonos con una de las sorpresas del festival, el desbocado free jazz de The Necks, tres australianos con más de treinta años a sus espaldas que sin apenas mirarse entre ellos desarrollaron una musculosa improvisación de creciente intensidad y clímax extenuante y cercano al éxtasis. Como comentó un compañero, "hacen los mismo con guitarras y petan las listas de post rock".

 

Uno va al concierto de Stephen Malkmus And The Jicks convencido que caería algún tema de su increíble y electrónico"Groove Denied" (Domino, 2019) y resulta que no, no estamos en un bolo de Stephen Malkmus, sino en uno de Stephen Malkmus And The Jicks, así que milhojas de decepción. Pero no pasa nada, que "Sparkle Hard" (Matador, 2018) también es un notable trabajo y el cuarteto de Malkmus toca "Cast Off", "Bike Lane" o "Rattler", a medio camino entre el jocoso rock alternativo que siempre ha usado y ciertos toques kraut. ¿Pavement, dicen? No me suenan. Pregunten en 2020.

 

Suena "Iron Man" de Black Sabbath en el Ray-Ban a todo trapo, pero estamos en un concierto de hip hop, el de Daniel Dewan Sewell de Detroit, más conocido como Danny Brown. Evidentemente, cayó algún tema de su inminente "U Know What I'm Sayin'?" que será producido por Q-Tip, pero en directo Brown aprovecha todo el material electrónico de sus bases para hacer explotar el Ray-Ban con pogos incluidos. No falto su "Really Doe", con las voces enlatadas de Kendrick Lamar y Earl Sweatshirt, pero el público enloqueció con la loquísima "Ain't it Funny".

 

Uno no recuerda la cantidad de temas horteras que tiene Nas hasta que te enfrentas a él en directo. Ha publicado uno de los mejores discos de 2018, "Nasir", producido por Kanye West, pero en directo prefiere lanzar temas tan completamente aberrantes como "I Can" (sí, la de "Para Elisa") o "Hate me now"... y para una hortera divertida que tiene, "Hip hop is Dead", no la toca. Los breves momentos de "Illmatic" ("N.Y. State of Mind"; "The world is yours") y "Nasir" ("Adam and Eve"; "Cops shot the Kid") no salvaron un directo mediocre.

 

La pregunta crucial que se acaba haciendo uno cuando decide ir a ver un concierto de Guided By Voices no es "¿estarán en condiciones?" (sí, lo están, o al menos lo están lo suficiente para ofrecer un buen concierto), y tampoco "¿será demasiado nostálgico?" (sí, sí lo será, pero solo lo imprescindible para que a aquel que vivió su ¿gran? momento allá por los 90 se emocionase recordando aquellos tiempos y se sienta más joven por un día, y no, no lo será hasta el punto de no poder disfrutarlos si no viviste aquel momento), la mayor duda es "¿cuántas canciones serán capaces de colocar en un concierto de apenas hora y cuarto?"  (y más de uno se quedará corto en sus apuestas, al final nos descontamos, pero creemos que fueron unas treinta aproximadamente). Y por cierto, pueden llamarnos predecibles, pero hemos de confesar que con "Motor away" y"Game of pricks" casi nos sacan la lagrimita.

 

Erykah Badu es una diosa. No uno de esos dioses tediosos y aburridos que te obligan a seguir su doctrina y a la que te despistas te lanzan un rayo divino o alguna plaga que tenían por el fondo del armario y te dejan frito, sino una al estilo dionisiaco, llevándonos en un ritual hacia el desenfreno y el éxtasis (pero por el camino del buen rollo y la conexión con el planeta y el amor universal, tampoco nos pasemos). Quizás su mezcla de R&B y neo soul no nos transporte a otros universos, pero sin duda nos deja con una sonrisa de placer en nuestra cara.

 

 

FKA TWIGS

 

ALICE PHOEBE LOU

 

BIG THIEF

 

CHARLIE XCX

 

CHRISTINE AND THE QUEENS

 

COURTNEY BARNETT

SOCCER MOMMY

JULIEN BAKER

 

DREAM WIFE

 

STEPHEN MALMUS & THE JICKS

 

INTERPOL

 

VIERNES, 31/05/2019

Primeras filas del Adidas Original para ver a Lidia Damunt en acción y un pensamiento fijado en la parte trasera del cerebro, "¿pero cómo puede hacer TANTO frío en este @#@#!! escenario a las 5 de la tarde?". Microclima con viento glacial incluido en contra y todo, Lidia y compañía (se presentó en formato trío) ofrecieron un muy buen concierto ante el grupo de irreductibles allí congregado en el que sonó su último lanzamiento "Tu presencia", loas con un punto de reproche ("Bolleras como tú") o patadas con bota de plomo en la entrepierna del patriarcado ("La caja").

 

Salimos del microclima del Adidas vía el escenario Primavera Sound donde Snail Mail nos recuerda que Liz Phair es la madre putativa de todas las indie rockers de este mundo para acabar entrando en calor el Ray-Ban gracias a las cuatro baterías en directo de Sons of Kemet XL, un combo de (por decir algo) jazz infectado por una cantidad enorme de géneros, con un directo calórico e hipervitaminado, una invitación al baile monarquía mediante (sonaron "My queen is Ada Eastman""My queen is Albertina Sisulu" y otras reinas de su último "Your queen is a reptile"). He de confesar que en estos casos (y solo en estos casos) la realeza resulta interesante.

 

Puestos en movimiento con Sons of Kermet XL la máquina sigue girando a toda velocidad con BEAK>, la banda de Geoff Barrow (Portishead), Billy Fuller y Will Young despacha temas de krautrock y cosmiche de los 70 con una precisión encomiable. Precisos y efectivos, convierten sus conciertos en largas sesiones de trance. Y es que es imposible resistirse al motorik de "Wulfstan II".

 

Una de las cosas buenas del Primavera Sound es pasearse por los escenarios cuando no tienes nada que ver. Así, con amigos, llego al escenario Adidas Originals donde la J-Rock Girl Band CHAI, perfectamente uniformada, lanza sus hits de rock anfetaménico, agudo y muy funky. En serio, busquen sus vídeos en YouTube, que son una gozada. Sobre todo temas como"Sound & Stomach""Choose Go" (tan cercana en el estribillo a "Antes muerta que sencilla" de María Isabel) o la muy The Pillows "Boizu seko men". Divertidísimas.

 

Janelle Monae, con el excelente "Dirty computer" ha confirmado que ya juega en la misma división que los grandes del R&B, y el espectáculo que despliega sobre el escenario lo confirma. Vibrante, colorida, excesiva y por rozando la frontera de lo hortera, la puesta en escena, las canciones del setlist ("Make me feel", "Tightrope", "Pynk"), y su actitud sobre el escenario dejan claro que ha llegado para quedarse.

 

No recuerdo un disco ni un tema de Brett Anderson y los suyos desde el "Coming Up" de 1996. Ni "Head Music", ni "A new morning", ni el último "The blue hour", pero el de Sussex sabe a lo que vienen sus fans y mete la directa con "We Are the Pigs", "So Young", "Metal Mickey", "The Drowners", "Trash", "She" o "Animal Nitrate" para acabar con un "The Wild Ones" a capella y rematar con "Beatiful Ones"... Mira, Brett, aquí tienes mis bragas.

 

Ya les avisamos de lo maravilloso que fue el concierto de Aldoux Harding el 2017 en el Hidden Stage presentando "Party", su segundo álbum. Este año teníamos todavía más razones para verla, ya que con "Designer" ha acabado de eclosionar y sus canciones están en boca de todos. La inocencia, la delicadeza, el miedo que se filtra entre ellas, dan lugar a una especie de folk brillante pero de regusto áspero y recovecos oscuros, que Harding, cual Miércoles Addams sonriente a la que le hubiera dado (un poco) el sol, parece susurrarnos al oído.    

 

Lo de Low en directo hace tiempo que ha dejado de ser un simple concierto para convertirse en una celebración, pagana (lo siento Alan), de la calma y la tempestad, una liturgia a la que cualquiera es bienvenido alrededor de la guitarra de Alan, la batería de Mimi y el bajo de Steve. "Double negative", su último trabajo, trasciende el slowcore para fijarse en el ruido, la imperfección, algo que se proyecta en su directo, en el que las canciones se muestran más sucias, más intensas, a la vez que más vulnerables y delicadas. Una experiencia rozando lo místico, os alabamos, Low.

 

 

FUCKED UP

 

JANELLE MONAE

 

KATE TEMPEST

 

KURT VILE & THE VIOLATORS

 

PUTOCHINOMARICÓN

 

SHONEN KNIFE

 

SNAIL MAIL

 

SUEDE

 

TAME IMPALA

 

POND

 

EMPRESS OF

 

SIGRID

 

SÁBADO, 01/06/2019

El sábado en primera fila cómodos y cansados en el Auditori Rockdelux porque tenemos una cita con muchas señoras: The Mystery of the Bulgarian Voices featuring Lisa Gerrard. La cantante australiana puede montar una sucursal en España, pues nos ha visitado en abril (con el show de Hans Zimmer), en mayo (conciertos con Dead Can Dance) y, ahora, en el Primavera con El Misterio de las Voces Búlgaras. La primera parte fue protagonizada por el coro de Bulgaria con temas como"Rano Ranila" o "Mome Malenko" (que se pueden encontrar en su último "BooCheeMish"). Tras el solo del beatboxing que iba con la banda, apareció Gerrard al más puro estilo diva de la ópera. Evidentemente, no faltó el tema estrella de la banda sonora de "Gladiator""Now We Are Free", como cierre final.

 

¿Qué les vamos a explicar de Shellac que no les hayamos explicado ya en esta casa? Abrasión, contundencia, menos es más, los tres haciendo el avión al grito de "I am a plane", el intenso y áspero minimalismo de "The end of radio" (can you hear me now?), Todd Trainer desmontando la batería y Steve Albini guardando la guitarra en su funda mientras Bob Weston sigue tocando el bajo en el último tema... a algunos les parecerán repetitivas sus actuaciones, pero muchos seguimos enganchados como la primera vez, y es que Shellac crean una fuerte adicción. Por cierto, ¿les han confirmado ya para el próximo año?, ¿dónde dicen que hay que firmar la petición?

 

Lo bueno que Rosalía fuera el concierto más esperado del Primavera Sound 2019 es que pudimos disfrutar del enorme directo de Pusha T en primera fila superfresquito y cómodo. Tras una minisesión del DJ que le acompañaba, Terrence LeVarr Thornton saltó al escenario con el tema que abre su "DAYTONA", uno de los mejores discos de 2018, "If You Know You Know". No perdió fuelle. Repasando gran parte de "DAYTONA", pero también temas como el famoso "Runaway" de Kanye West (en el que participa), un tema de su exbanda Clipse muy aplaudido ("Grindin'") o el "Feel the Love" de KIDS SEE GHOSTS, su disco junto a Kanye West de 2018. Que lástima que dos de los conciertos del festival sucedieran a la misma vez.

 

Rosalía es buena, muy buena y sabe perfectamente qué quiere y hasta dónde quiere llegar. Además es lista, muy lista y junto a su fiel escudero El Guincho ha decidido lanzarse a derrotar gigantes y conquistar ínsulas, y a diferencia del Quijote ella es quien maneja a su antojo realidad y ficción, convirtiendo a gigantes y molinos en diminutos obstáculos, consiguiendo que en uno de los escenarios más grandes del festival lleno hasta los topes, el público escuche con atención y respeto un concierto de flamenco, porque eso es lo que hace ella, adornado con una producción moderna y con ornamentación cercana al trap y a lo urbano, pero flamenco al fin y al cabo. De paso, aprovechando que coincidían en el cartel, presentó a James Blake que subió al escenario para cantar juntos "Barefoot in the park", su reciente colaboración. Dominando los tiempos y las formas camina con paso firme hacia el brillante futuro que le espera.

 

Tras la bacanal de Suede del viernes, muchos se acercaron al escenario Ray-Ban para ver si Jarvis Cocker rescataba sus hitazos noventeros de Pulp... La verdad es que sí, Pulp sonó, pero uno de sus temas más desconocidos, "His 'n' Hers", no el disco que los hizo mundialmente famosos, sino el tema que se podía escuchar en "The Sisters EP" (1994), donde también estaba "Babies". Con su nuevo proyecto ya en marcha, Jarv Is, y con solo un tema lanzado, "Must I Evolve?", esperábamos al Jarvis más Walker, el más loco y teatral. Y vaya si lo tuvimos, con cuatro temas nuevos, algunos de sus discos en solitario y el"Mary" de su proyecto Relaxed Muscle, junto a Jason Buckle. Quien tuvo, retuvo, y yo estoy esperando impacientemente ese trabajo de Jarv Is como agua del pasado mayo.

 

"French Disco", "Metronomic underground", "Ping pong", "Percolator", "Lo boo oscillator"Tim Gane y Laetitia Sadler en plena forma (Stereolab se habían ido pero ellos no), el gran Xavi Muñoz (acompañante habitual de Laetitia, Dorian Wood, Alberto Montero...) al bajo... la reunión de Stereolab diez años después trajo consigo una cantidad considerable de buenos temas, grandes momentos, y mejores recuerdos, y la constatación de que a veces los regresos sí que tienen sentido. Y ahora perdonen que los deje, tengo que ir a buscar un pañuelo, que se me escapan los lagrimones de emoción al recordarlo.

 

 

AMA LOU

 

HARU NEMURI

 

NENEH CHERRY

 

PRIMAL SCREAM

 

RÓISÍN MURPHY

 

ROSALÍA

 

FRANK CARTER & THE RATTLESNAKES

 

JARV IS

 

STEREOLAB

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com