Menu

LCC Las CasiCasiotone

LCC

Evolución natural

 

Manu González

Fotos Irma Collin

 

Uno de los nombres nacionales que aterrizan con fuerza en esta nueva edición del festival Sónar son LCC (antes conocidas como Las CasiCasiotone), un dúo de Gijón que celebran los 20 años de Editions Mego con un concierto donde reinterpretarán entero su celebrado "d/evolution" (2014). Ellas son el futuro de un sello que ha reescrito las normas de la música electrónica con artistas como KTL, Fennesz, Oneothrix Point Never, Emeralds, MArk Fell o Mika Vainio.

 

LCC tocarán el viernes 19 en el SonarComplex en el Sónar de Día.

 

LCC son Uge Pañeda y Ana Quiroga, dos músicas nacidas en los primeros ochentas que llevan involucradas en diferentes proyectos artísticos desde 2010. Dieron un salto cualitativo en el Festival LEV de 2012 con su concierto en el Botánico justo cuando grababan su primer EP para Irregular. En 2014 trabajaron en la banda sonora del polémico y laureado documental "Ciutat Morta" y publican para Editions Mego su primer LP, "d/evolution", un disco más ambiental basado en grabaciones de campo y los sonidos de su tierra Asturias.

 

¿Cómo comenzó el proyecto Las CasiCasiotone?

Nos conocimos cuando Uge llevaba la programación de un bar de Gijón a la vez que pinchaba en varios clubs de Asturias. Y una de tantas noches, Ana se vino con sus amigos a uno de esos bares. La inquietud y algunos gustos comunes por la música nos ha unido hasta el día de hoy. Por aquel entonces, nuestra actividad musical estaba muy ligada a la noche y, aunque ahora parezca extraño, a un mundo muy indie-rock; aunque en esas noches siempre había espacio para la electrónica a pesar de no tratarse del estilo más demandado por los clientes (risas). Poco a poco, las noches pinchando fueron demandando actividad diurna y una producción propia hasta llegar al día de hoy.

 

Escuchando alguna demo de aquella primera época parecéis dos grupos totalmente diferentes. ¿Para vosotras ha sido una evolución natural o decidisteis marcar un punto de ruptura con vuestro sonido?

La verdad es que ha sido una evolución totalmente natural y fluida pero, quizás, el hecho de no haber ninguna publicación que fuera vislumbrando dicho proceso genera la percepción de un punto de inflexión abrupto. En el 2012 cuando publicamos nuestro EP en Irregular –"Polar Bears are coming"– ya teníamos un pie metido en las grabaciones de campo y otras formas de producción, estábamos inmersas en varios proyectos, por ejemplo, diseñando el sonido de una performance, “Life” de Jordi Vall-lamora, que se estrenó en LABoral. Estábamos trabajando con atmósferas completamente distintas, muchísimo más densas y opresoras. Y en ese momento nos ofrecieron la oportunidad de tocar en el LEV por primera vez, en el antiguo emplazamiento del Botánico, un lugar mágico, y decidimos dar rienda suelta a todo lo que estábamos trabajando en una pieza sonora sin pausas de 30 minutos. El posterior trabajo sobre esas sonoridades fue lo que dio lugar a nuestro “d/evolution”.

 

LCC Las CasiCasiotone

 

Comportéis tierra con otros proyectos electrónicos como Skygaze o Huias, dos proyectos que, además, como vosotras comenzaron a tocar en el festival L.E.V.

Es un placer poder disfrutar de un festival de la calidad del LEV en una ciudad tan pequeña como Gijón donde siempre ha habido una fuerte tradición rockera, con muy buena oferta de conciertos en este género pero carente de oferta en los estilos de electrónica que nos gustan. Es una iniciativa que no sólo apoyamos y disfrutamos como artistas sino que también lo hacemos como público.

 

Formáis parte de la escudería de Mego que celebra su 20 aniversario y apuesta por vosotras como imagen de futuro en el festival Sónar, ¿Cómo os sentís?

Felices, probablemente sea la palabra que mejor expresa lo que sentimos.

 

Si hay algo que me extraño mucho y me fascinó a la vez fue la banda sonora de "Ciutat Morta", el documental. ¿Cómo llegasteis a esta producción?

Nosotras éramos conocedoras del caso ya que conocemos a algunas de personas que aparecen en el documental, y cuando los directores se pusieron en contacto con nosotras sólo podíamos tener una respuesta para ellos.

 

En el documental jugabais mucho con el sonido y los silencios. Había momentos en los que se podría haber puesto mucho score pero vosotras no lo hacéis, dejando paso a la reflexión sin presiones externas como melodías. Me pareció fantástico y muy adulto pese a ser vuestra primera banda sonora.

Gran parte de este mérito les corresponde a las personas que se encargaron del montaje del documental. Creemos que tanto los directores como todo el equipo que participó fueron probando las opciones para generar las sensaciones que querían transmitir... y lo han conseguido.

Nuestras composiciones siempre tienden a la sencillez dejando espacios libres o vacíos, quizás por ese motivo les encajaron nuestras creaciones. Dentro de poco saldrá a la luz nuestra última composición para una TV serie, basada en el documental “Remine” que versa sobre el último movimiento obrero y las últimas huelgas mineras en Asturias. Para ella también hemos seguido el mismo proceso compositivo en el cual muchas veces escogemos sonidos muy significativos que se convierten en el eje de la composición y no necesitan mucho más para desempeñar su papel. A veces la austeridad consigue que la atención no se disperse.

 

En Barcelona se montó una muy grande con su proyección en TV3, la televisión autonómica catalana.

Sí, seguimos todo el proceso con mucha atención, de hecho cuando estuvimos todos juntos en el Festival de San Sebastián, estábamos convencidas de que ya no había vuelta atrás, era imposible que los medios siguieran haciéndose los sordos con este tema. No solemos ver mucho la tele, pero esos días estuvimos bien atentas, fue casi surrealista ver a Ana Rosa Quintana romper una lanza a favor del caso.

De todas formas, lo más importante de todo esto, es saber que en las universidades de comunicación está germinando la semilla, y que las futuras generaciones de periodistas discuten y polemizan sobre el trato que ha tenido el asunto en los medios, entendiendo que ellos serán los responsables de que situaciones como estas no deberían volver a suceder.

 

LCC Las CasiCasiotone

 

Vuestro trabajo del año pasado publicado en Mego se llama "d/evolution", un título bastante claro y consecuente con vuestra propia carrera y evolución musical.

Jajajaja… nunca habíamos establecido ese paralelismo con nosotras mismas, pero sí, es verdad que nosotras hemos estado envueltas en un proceso evolutivo constante, musical y personal.

 

"d/evolution" está repleto de diferentes sonoridades que describís como "un viaje de sonido desde los picos más altos a las entrañas de la Tierra".

Siempre nos cuesta mucho poner definiciones a nuestra música, pero es cierto que las grabaciones de campo han desarrollado un papel importante en la composición del disco. Solemos encontrar en nuestro entorno recursos muy interesantes. "d/evolution" tenía la voluntad de aproximarnos a través de la música a nuestras propias reflexiones y paradojas en torno a un tema que nos inquieta a la vez que nos fascina: la evolución tecnológica, la relación del hombre con ella y cómo dicha evolución incide y modifica nuestro modo de percibir y relacionarnos con el entorno. Desde este punto de partida e inspiración fuimos en busca de las sonoridades que creíamos nos ayudaban a comunicar este maremagnum emocional 

 

Aunque el sonido sea diferente, el estilo me recuerda mucho al proyecto "Biolive" de Óscar Mulero, un proyecto que también está inspirado en el paisaje asturiano. ¿Tan influyente es la naturaleza de Asturias para sus músicos?

Es probable, ya que no es patente sólo en la electrónica sino que también lo es en otros estilos musicales. Probablemente ambos proyectos han confluido en una corriente más orgánica aunque son completamente distintos. Aunque, quizás esto sea la prueba de cómo el contexto puede incidir en la creación de los artistas. Quizás ellos se hayan inspirado más en los paisajes y el contexto asturiano y nosotras nos hemos ido por otros derroteros, marcados por las explotaciones minerales determinantes en la evolución tecnológica y económica y esto nos ha llevado a parajes cercanos y muy lejanos, de las explotaciones de nuestra tierra de carbón y fluorita, a las minas de diamantes africanas, los mármoles italianos o el azufre indonesio.

 

¿Qué tipo de directo nos tenéis preparado para el Sónar? ¿Al tratarse del SonarComplex habéis preparado algo más especial?

Apostaremos por una propuesta austera. La puesta en escena será más sencilla a nivel técnico que en otras ocasiones, como en el LEV o con el A/V. Prescindiremos de algunos elementos que nos acompañan en otros directos por cuestiones logísticas, y porque quizás el espacio también nos permite despojarnos de ellos. Pero el directo será más complejo, todo un reto, conseguir una atmósfera que sumerja al público en nuestro universo sonoro.

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com

Más en esta categoría: « The Juan MacLean Viktor Flores »