Menu

caustic1

Caustic Roll Dave

El misterio de las cosas bien hechas

 

David Giménez

 

Cuando la noche final cayó para el grupo The Riverside Speedway, la luna se abrió camino entre las brumas, y el ímpetu de un guitarrista entonces huérfano de banda se desató cual lobo reclamado por el poderoso y mágico claro del sátelite pálido de la Tierra. La llamada se hizo constatable de manera discográfica para este enigmático músico barcelonés apodado Caustic Roll Dave con la edición de su primer álbum autoproducido "Long Term Music" (11), una obra de obligada recuperación para quienes lo hayan descubierto ahora con el lanzamiento de su segundo disco, "Approaching Noise" (Philatelia Records, 14). 

 

¿Dónde, cómo, de qué manera nace el Caustic Roll Dave que te empuja a grabar en 2011 aquel "Long Term Music"?

Después de estar unos años encerrado en el laboratorio mezclando ingredientes, productos y especies de diversa procedencia, probando recetas ancestrales y fórmulas no patentadas, conseguí sintetizar diversos artefactos sonoros a modo de canciones que pensé que había que grabar. Creo que fue ya en medio de la grabación de aquel primer disco cuando salió el nombre de Caustic Roll Dave, aunque aún faltaba, en aquel momento, otra parte igual de importante en el pryecto: el directo. 

 

¿Qué situaciones artísticas y personales hacen inevitable que saques a la luz tu proyecto? Quería volver a hacer música y tocar, y personalmente me vi con fuerzas de sacar un proyecto individual, no con banda, llevando el peso de todo yo personalmente. El detonante final fue la posibilidad de grabar un disco sin prisas, no con unos días contratados en el estudio, si no a medida que iban avanzando las canciones. El segundo paso importante fue cuando una vez grabado, me puse a trabajar en el directo y ver que era factible llevar el disco al directo sin banda, con mis cachivaches y yo.

  

caustic5

  

"Long Term Music" es mágico, convincente y maravillosamente lofi. En aquel disco que pasó inmerecidamente demasiado desapercibido, algunos vieron ya muchas virtudes, algunos se quedaron en posibles similitudes con el primigenio Beck- ¿Cómo ves aquel disco hoy? El recorrido de la persona y el músico frente a los diferentes estados de quien eras entonces, o lo que quiera que te sucediera en aquel momento. Cada disco es la postal de un (o varios) momento(s) para su autor.

Tengo la manía de no escuchar mucho los discos una vez grabados, si lo hago es casi por accidente. No sé si es un buen hábito o no, pero siempre me ha pasado. Una vez grabada y publicada una canción. No vuelvo a ella. Durante este tiempo antes de la grabación de “Approaching Noise”, tenía la sensación de que no habría cambiado casi nada en “Long Term Music”. Al volver al estudio para grabar el segundo disco me da la impresión, ahora, que seguramente haría algún cambio en “LTM”. Supongo que ha sido el efecto de volver a grabar en estudio, pero estoy realmente contento con ese debut. Ya marcó el sonido cáustico desde un principio. 

  

 

"Approaching Noise" parece más ambicioso a nivel de producción. Seguro que se esconden otras ambiciones que no se ven a simple escucha. ¿Las hay? ¿Qué buscabas con este nuevo trabajo?

Bueno, Fer (co-productor) y yo ya teníamos más conocimientos y medios que en la grabación de “Long Term Music”, pero en general hemos seguido la misma dinámica que en “Long Term Music”. La gran diferencia es que Caustic Roll Dave ahora ya está definido y en cierta forma el disco debía consolidar y expandir la causticidad por el mundo jajaja  ¡A ver si lo conseguimos!



No descartas ningún estilo (blues, r'nr', folk, jazz, arreglos de electrónica) pero siempre lo tiñes todo de un barniz oscuro. ¿Qué le debes tú o tus composiciones a la noche, a lo que sucede bajo su amparo, a esas historias que no viven la luz del día?

Será por la visión Lo-Fi de la realidad que ofrece la noche. Lo que de día es cristalino y claro, por la noche ya no lo es tanto, y uno puede tener diversas interpretaciones… Las canciones desprenden también un sonido Lo-Fi que transmite esta oscuridad, no hay una definición de estilos clara, y cada uno da con su veredicto, en función también de las ganas que tengan de investigar. No es lo mismo quedarse con una escucha superficial que meterse en el disco de lleno.

 

caustic2

 

El blues es un método de exorcismo. ¿Has logrado con "Aproaching Noise" engañar a algunos de tus fantasmas?

Ni a uno. Solo que la música los ahuyenta lejos, pero cuando hay el STOP, vuelven los cabrones. Por eso mi cerebro siempre está lleno de ritmos extraños, beats y demás. La gente que convive conmigo lo sabe bien.

 
¿A qué o a quién le cantas habitualmente?

No hay un tema o dos que destaquen para nada en cuanto a las temáticas. La música como concepto vital, narcótico evasivo, está en los dos discos ‘The Music’ y ‘Low Cost Countdown Beat’. También ocurre que las canciones mismas te dictan su letra y tú la tienes que interpretar y poner sobre papel, puede que a la primera aciertes, pero si no, ya te lo hacen saber. Son implacables. Y no te preguntes cuál es su significado, se lo quedan para ellas y tú interpretas lo que te dé la gana. En otras como ‘Many Pigs’ sí que decido yo dedicarla a los políticos y demás criaturas simpáticas, o la declaración de principios de ‘You’ve Got Your Silver, You’ve Got Your Gold’ (donde canta) “...pero no lo cambiaré por mi rock and roll”. A veces también expreso vivencias propias como en ‘Oh Yes It does’ que habla sobre dar el paso a un cambio radical de perspectiva de la vida.

 

caustic3

 

El día 15 de mayo te presentas dentro del Primavera Sound Als Bars después de haber recorrido ya parte de Catalunya, el sur de España y Francia presentando este recién estrenado álbum. Además lo haces con muchas otras fechas cerradas por delante. ¿Qué puede esperar del concierto el público que se acerque a escucharte?

Caustic Roll Dave en directo es un lunático que en cada canción da un giro radical a la anterior, en el sentido de show dinámico, Para poder trasladar las sonoridades del disco tengo que cambiar de instrumentación constantemente: guitarras, cavaquinhos, armónicas, megáfonos, teclado, samplers… Un caos cáustico único.



En alguno de estos conciertos, de todos los que llevas dados hasta ahora –incluídos los de la gira del primer disco–, ¿ha existido un momento de catarsis personal sobre el escenario, o de extraña comunión con una parte del público?  ¿Recuerdas alguna anécdota que contar a la altura de la leyenda llamada Caustic Roll Dave?

Así, sin pensarlo mucho, recuerdo en Portugal tocar en un local que era como un piso grande con diversas habitaciones/espacios. En cada una de ellas habían distintas ofertas. En una tocaba yo, y en otras habían DJs, barras, etc. La cosa se fue animando, el público estaba muy metido en el concierto, y terminé paseándome por cada habitación del local con el megáfono y la armónica en mano tocando blueses, y con la ‘peña’ detrás gritando. La DJ de una sala me fulminó con la mirada. Tío, ¡tengo la sensación de que siempre ganan los DJs a la música en vivo! ¡Alguna vez tienen que perder! Fue en esta ocasión.

 

 

Comentarios
David Giménez

David Giménez es ante todo emo. Emo y épico. Ese rasgo camufla prácticamente por completo sus otras virtudes. Ha formado parte de tres conjuntos musicales que han dado mucho de que hablar en el panorama musical independiente (Cabeza Borradora, Pumuky y Partido), ha co-dirigido numerosos festivales de Pop y Electrónica celebrados en Canarias durante el primer lustro del nuevo siglo (OCA Festival, Colores Tenerife, Inspiración Tenerife, Geografías del Sonido), y fue mánager de artistas como Patrick Wolf y Abraham Boba, además de gestionar La Sala Castelló de Barcelona, también ha trabajado en el sello Limbo Starr; y aún habiendo escrito en medios como La Vanguardia, Go Mag y H Magazine, lo cierto es que David Giménez es ante todo emo. Emo y épico.

Más en esta categoría: « The Autumn Defense Eric Fuentes »