Menu

01

Badabum

Obra gráfica de calidad en un marco independiente

 

Esther B Vigil

Imágenes, cortesía de los artistas

 

Badabum es un proyecto editorial independiente que apuesta por la obra gráfica de calidad explorando los espacios interdisciplinares no competitivos. Blanca Hernández, Laura Miyashiro y Pep Brocal son sus responsables y protagonistas. Entusiasmo y talento definen su obra gráfica, carteles, libros desplegables, cómics, juegos ópticos (como en el caso de los estupendos “taumatropos”) y ediciones especiales como las “post-arts of love” o los “pecados capitales”. Con una producción artesanal muy cuidada y tirajes cortos numerados y firmados por cada autor, cada pieza es concebida como una obra artística.

 

Pregunta típica y tópica pero imprescindible. ¿Cómo nació Badabum?¿No es una apuesta un tanto arriesgada, o incluso suicida, en los tiempos que corren?

En 2010 compartíamos estudio los tres y, aunque teníamos espacios independientes, disponemos de una cocina fabulosa donde nos acabamos encontrando siempre. Y fue aquí donde surgió la idea de fabricar algo que acabaría siendo Badabum. Entre comidas y cafés quedó claro que los tres necesitábamos algo más que los encargos que nos daban de comer, que están muy bien por supuesto…, pero nos faltaba un poco de lío para alimentar el alma. O como cada uno lo quiera llamar. Un motor que sirviera para no perder las ganas de investigar, probar y aprender cosas nuevas y para no perder el cariño por nuestros respectivas profesiones. Empezamos con postales serigrafiadas porque entonces Laura tenía un novio en Finlandia y no encontraba postales realmente chulas para enviarle. Pero podríamos haber empezado con cualquier otra cosa. El lío era arrancar por donde fuera.

Unimos lo que cada uno sabia hacer (cómic, diseño, ilustración, xilografía, serigrafía) para ampliar las posibilidades y ver qué rayos podía salir de este mix. Por supuesto que teníamos claro que existía la posibilidad de que todo quedara en la edición de unas postales y todos tan contentos, pero nos dio tal energía hacerlas, un tipo de energía que no teníamos hacía tiempo, con emoción, conflictos, dudas, entusiasmo, exploración, inventos…, vidilla en definitiva…, que nos hemos vuelto a liar una y otra vez.

Cada proyecto que planeamos intentamos que siempre sea un pequeño reto, en el aspecto técnico, de concepto o las dos cosas. La idea es que nos obligue a buscar nuevas soluciones, al menos nuevas para nosotros. Aprendemos mucho con cada propuesta que desarrollamos, y aunque no siempre es un camino de rosas porque algunos proyectos no avanzan y se tienen que replantear una y otra vez o desecharlos, siempre mantenemos la tensión y el suspense hasta el final. Como en una peli de miedo. Esta era la idea de origen y así lo seguimos haciendo cuatro años más tarde.

 

Sobre si es una apuesta arriesgada la nuestra, pues no, ni mucho menos, ni suicida, ni nada parecido. Básicamente no lo es por el siguiente planteamiento que resume la filosofía de Badabum: lo que buscábamos cuando empezamos, el motor  y la emoción de la que hablábamos unas líneas más arriba…, no tiene precio y te influye y te da energía para todos los otros aspectos de la vida. Si son estos los objetivos que más valoramos, Badabum es un buen negocio porque los cumple. Y en el aspecto económico es sencillo que no sea arriesgado ya que ninguno de nosotros depende económicamente de Badabum. Esto es algo que decidimos desde el principio. El dinero que genera Badabum se reinvierte en los siguientes proyectos. Así lo queríamos y así seguimos haciéndolo hoy.

 

02Dondeestaelmonstruo

¿Dónde está el monstruo?, Badabum

 

Autopublicaros os otorga una libertad creativa que difícilmente encontraríais en una editorial o en una agencia de publicidad. Aún así, ¿hay algún tipo de “autocensura” (consciente o inconsciente)? ¿Cómo es compartir ese “espacio de experimentación común”?

No, no tenemos ningún tipo de censura, o al menos no consciente.

A nivel personal hasta ahora nos ponemos de acuerdo fácilmente, si algo no funciona por el motivo que sea, incluso en pleno proceso, y decidimos pararlo, lo hablamos y por suerte estamos bien conectados y no nos hace falta discutir mucho para llegar a una decisión unánime.

Tenemos algunas premisas que miramos de mantener como la de intentar que haciendo un producto especial y de poco tiraje no resulte excesivamente caro al público final, que exista siempre una parte de experimentación y aprendizaje en cada proyecto, poder utilizar técnicas no muy en boga (como la xilografía y la serigrafía frente a la impresión digital) para recuperar procesos artesanos en peligro de extinción… y alguna más que ahora no recuerdo.

Pero si hay un motivo de peso podemos replantearlas, ampliarlas o cambiarlas.

 Para compartir un espacio de experimentación común hay que estar dispuesto y tener suerte en la combinación, como en la lotería, y nosotros la hemos tenido (en la lotería todavía no). Nos interesa más el proceso y el resultado de cada proyecto que la presencia de nuestra persona en él. Si el compartir sale bien te permite un magnífico ejercicio de domesticación del ego.

En nuestro caso funciona, nos ayudamos en todos los aspectos y aprendemos de las formas de trabajar y pensar del otro. Muy interesante y raro de que suceda.

 

03Viviramedias

 

04Viviramedias

Vivir a medias (Half Living), Laura Miyashiro

 

Os definís como “una plataforma de publicación independiente que desarrolla productos que la mayoría de editoriales no consideran competitivos”. ¿Creéis que estas editoriales se equivocan al no arriesgarse y no apostar en este tipo de proyectos?

No creemos que se equivoquen, hacen sus negocios. La cultura también es un negocio. Aunque nos gustaría que hubiera un poquito más de riesgo. No hace falta que arriesguen con productos caros, nos conformamos con que nos sorprendan de tanto en tanto. Más poesía e imaginación.

En general parece que publican lo que quiere el público, o al menos es una afirmación que hemos oído bastantes veces, sea cierta en general o no, pero si no enseñan otras cosas, ¿cómo saben que el público, o algún público, no las quiere? Más variedad estaría bien, como en Francia o EEUU por decir algún otro país. La variedad enriquece y en un tiempo igual el público tiene un registro más amplio y pide cosas más variadas. Eso ya sería un avance.

Dicho esto, añadir que hay editoriales que publican cosas que nos encantan y que generalizar no hace justicia a todos.

Bueno, también es este el motivo por el que existen pequeñas editoriales o colectivos como el nuestro, para cubrir esta falta de sorpresa para uno mismo y para los demás.

 

05Anger

 

06Anger

Anger, Blanca Hernández

 

Procedéis de ámbitos como la ilustración, el cómic, el diseño… ¿Cuáles son vuestros referentes dentro de Badabum?

Amplios y variados. Venimos de disciplinas donde la estética, la gráfica, las ideas… son esenciales. Nos interesa el cómic, el cine, la literatura. Nos influye todo lo que nos gusta desde una peli de Béla Taar hasta la gráfica del envoltorio de un caramelo.

No somos nada pro tendencias.  A poder ser las evitamos. Un buen trabajo ha de ser atemporal.

En cuanto a referentes, no sé, como somos tres sería largo enumerar todo lo que nos gusta…

  

Os movéis entre la xilografía y la serigrafía pero en el caso de la xilografía os decantáis por la impresión tradicional japonesa, sin tórculo. ¿Por qué esta elección?

Aunque parezca una tendencia masoquista… no lo es. Se podría explicar con la siguiente frase: “Algo que puedes hacer con un mínimo de medios en cualquier lugar y que depende únicamente de tu habilidad y/o de tu paciencia”.

Uf…  es casi zen..., je, je.

De hecho el motivo es bastante mundano, Blanca, que es la que aportó el conocimiento de la xilografía al grupo, aprendió a estampar a mano porque nunca tenía dinero ni el espacio para un tórculo. Esto la ha convertido en una experta en la estampación manual, ahora estampa más rápido y bien a mano que con prensa. Siempre dice que en cuanto se establezca en un sitio para un rato se compra una.  A ver…

 

Os gusta experimentar y jugar con diversos formatos. ¿Va primero la idea o el formato?

Pues depende. Hasta ahora ha habido de todo, historia, formato, todo a la vez. De hecho no importa si acabamos haciéndolo.

 

Badabum ha colaborado, entre otros, con artistas como Manel Fontdevila, Aleksandra Kopff, Tòfol Pons, Sonia Pulido, Martín Copertari, Carmen Segovia, Miju Lee, Elenio Pico y Paloma Valdívia. ¿Qué tal ha sido la experiencia?

Colaborar con otros artistas ha sido muy divertido y una experiencia fantástica. En general todos respondieron con entusiasmo a la propuesta de colaborar y lo hicieron con generosidad y cariño. Estamos agradecidos y esperamos poder repetir en un futuro próximo.

 

07SoniaPulido

Post-arts of love. Untitled, Sonia Pulido

 

08CarmenSegovia

Post-arts of love. Untitled, Carmen Segovia

 

En el instant book “¿Dónde está el monstruo?” trabajáis a seis manos. ¿Cómo fue el proceso?

Ha sido la domesticación de ego más eficaz y completa de todas las compartidas en Badabum. Fue tal la fusión que en un momento no sabíamos con certeza qué había hecho quien. El método fue dibujar mucho, cada uno por su cuenta, seleccionar lo que nos parecía mejor, unificar el trazo y, conforme se iba haciendo el montaje, fuimos perdiendo el vínculo con nuestros respectivos dibujos.  Y el resultado fue nuestro desplegable de monstruos.

Aplicamos la misma fórmula para realizar el panel de nuestro stand en el Festival de diseño de Corea al que asistimos en 2011. Fue un proceso similar pero de 6 x 3 metros. Lo recomendamos a quien quiera una experiencia nueva!

                                      

“Post-arts of love” y “pecados capitales”. El amor y el pecado… ¿Por qué estos temas?

Bueno, son temas universales, atemporales y que no caducan como los yogures.

Los “post arts of love”, como ya hemos comentado, empezaron por el novio de Laura en Finlandia. Igualmente seguimos haciéndolas porque pensamos que el amor no tiene porqué tener una representación gráfica cursi o tonta. Todo hay que decir que cuando decíamos a los colaboradores que el tema para las postales era el amor no siempre era un festival de alegría y entusiasmo. Aunque el amor no está de moda y en estos tiempos está cargado de connotaciones nada atractivas nos parece algo fantástico y lo reivindicamos haciendo las postales en las que hemos podido mostrar un montón de puntos de vista diferentes.

Con los “pecados capitales” queremos hacer una colección con los 7, en los próximos seguramente cambiaremos el formato…  Están pendientes.

 

09Taumatropos

Taumatropos

 

¿Cómo surge la idea de realizar la serie de “taumatropos” (juguetes ópticos también conocidos como “maravillas giratorias”)? ¿Os interesan los juegos ópticos?

Sí, nos interesan los juegos ópticos por su mecánica sencilla que continúa sorprendiendo y despertando una cierta magia. No tiene pérdida las caras de sorpresa y/o fascinación que hemos podido ver al girar un taumatropo ante algunas personas de diferentes edades, condiciones y países. Una cosa tan sencilla como una redonda con dos hilos. Y NO MENTIMOS. Tenemos fotos.

 

¿Qué está cocinando en estos momentos Badabum que podamos disfrutar en breve? Tenemos demasiados proyectos en el cajón y ahora toca escoger porque no podemos hacerlos todos y siempre vamos lentos por los motivos sabidos (tiempo y dinero). Pero así nos va bien. En breve anunciaremos las novedades que por ahora no podemos avanzar. Atentos a nuestra web y a nuestra tienda online. Seguramente también volveremos a estar en el Graf de este año que aún no tiene fecha concreta pero calculamos que será para junio. ¡Ahí nos veremos!

Vamos sin prisa pero vamos.

 

10thief-bodies

Thief bodies, Pep Brocal

Comentarios
Esther B. Vigil

Esther B Vigil fue fiel durante toda su adolescencia a The Smiths aunque hiciera años que se habían disuelto y que su entorno "estudia-hostil" insistiera en que se hiciera fan de Take That. Tras esa etapa de ardua resistencia estudió Bellas Artes en la UB donde empezó a serle infiel a “This charming man” con R.E.M. y algún que otro grupo ¿indie?. Comenzó su andadura como ilustradora freelance para TPH Club de TV2 y desde entonces ha trabajado para editoriales como Penguin Random House, Edelvives, La Galera o Zahorí de Ideas. Un día le picó la curiosidad de ver cómo era por dentro una editorial y pasó varios años trabajando entre los departamentos de marketing y de prensa de Random House Mondadori. Tras varias ferias del libro, presentaciones y quedadas con blogueros durante su paso por la editorial, ha decidido volver a las entrevistas y a las exposiciones entre boceto y boceto mientras escucha “The Queen is Dead”.

Más en esta categoría: « Sandra Chevrier BDMIX »