Menu

Helena Miquel

Las flores al Sol

 

Toni Castarnado 

 

Helena Miquel no es una recién llegada. Lleva casi veinte años trabajando en diversos proyectos, no ha dejado nunca de perseguir su suerte. Élena fue su primera aventura, ahí se dio a conocer, más adelante con Facto Delafé y Las Flores Azules llegó a cotas mucho más altas, con una propuesta singular y elegante. Ahora le toca ponerse en primera plana, está sola ante el peligro. Aunque visto lo visto, ella no le tiene miedo a nada. Sin embargo, nos traslada la duda, sobre la mesa la ecuación de las luces y las sombras.    

 

Hola Helena, ¿qué tal? Para empezar, te quería felicitar por tu nuevo disco “El Sol en la sombra” (La Cúpula Music, 2017). Entonces, ¿qué sensaciones tienes ahora que ya ha visto la luz? Tienes mucha experiencia con otros proyectos, pero al ser tu debut en solitario, imagino que debe ser más especial si cabe.

Sí, es un poco más especial porque lo siento como el más personal de todos los proyectos en los que he estado hasta ahora. Todo lo que hay en el disco ha salido de mí y eso marca una diferencia en relación a anteriores discos. Al tratarse de un nuevo proyecto es como empezar de cero, aunque salgo con la ventaja de que la gente ya me conoce por mi trayectoria.

 

Según explicas, estas canciones han ido cogiendo forma a través de los años. ¿En qué momento creíste que estabas lista para que dieran el salto a un disco? ¿Desde un principio tuviste claro el enfoque?

No, no lo tuve claro desde el principio, ya que para mí esta faceta de compositora es nueva y ni yo misma me conocía en ese sentido. Así que hasta que no tuve más de la mitad del disco no vi claro que podía hacer un disco en solitario. No recuerdo el momento exacto, pero quizás necesité tener siete canciones claras para decidirme.

 

 

Con matices, y muchos detalles, yo este lo veo con un disco de pop rotundo. ¿Desde un principio tuviste claro el enfoque o fue durante el mismo proceso de gestación que le diste forma?

Mi gusto musical ha ido siempre en una dirección, así que era inevitable que me saliese una sonoridad y un tipo de canciones en concreto, ya que estas son las canciones que he escuchado siempre. Ha salido así de forma natural, porque es lo que me mueve. No ha habido una premeditación, sencillamente he puesto lo que me gusta. Me refiero también al tipo de arreglos. Cuando Marc Marés (guitarrista) o Lluís Cots (productor) me han hecho propuestas de arreglos siempre tenía muy claro sí me gustaba o no.

 

El título del disco tiene muchas lecturas, es muy ambiguo, y supongo que tiene un punto muy personal e introspectivo. ¿Qué querías transmitirnos?

Quería plasmar esa doble cara que todos tenemos, o al menos yo tengo, una parte más alegre y otra más melancólica e introspectiva. Ese era el juego. Ya que en la luz hay sombras, y en las sombras hay luz, una cosa va ligada a la otra, no hay luces sin sombras.

 

El disco lo grabaste en invierno en los Nautilus Recordings en Arenys de Mar. ¿Por qué elegiste ese sitio? Además, me llama la atención que fue en invierno y cerca del mar, no sé cómo pudo influir esto a la hora de concretar las canciones.

El Estudio Nautilus es donde suele trabajar el productor e ingeniero de sonido Lluís Cots, con el que he trabajado muy a menudo, así que era fácil grabar el disco con él, y cerca de casa. Las canciones las fui componiendo a lo largo de varios años, así que no influyó el hecho de ser invierno, porque el trabajo previo estaba hecho. Lluís en el estudio se encargó de terminar los arreglos, de vestir las canciones, darle a todas un sonido que las unificase en un disco.

 

Lluís Cots es pieza clave en el engranaje de “El Sol en la sombra”, ¿cómo ha sido la experiencia de trabajar con él?

Muy buena, tenemos un gusto musical muy parecido y por eso confié plenamente en su trabajo en las aportaciones que pudiera hacer a nivel musical. Aunque no se suele hablar mucho del trabajo que hace un productor creo que es parte muy importante en la elaboración de un disco, concretamente durante la grabación, y hay que valorar su aportación.

 

 

Son casi veinte años en este negocio, imagino que tras tanto tiempo ves las cosas de manera distinta, con más perspectiva. A veces usamos el término “más maduro”, y no sé si es el adecuado, pero es cierto que no dejamos de aprender, y lógicamente en esta nueva etapa se tiene que reflejar todo eso.

Por supuesto, no dejamos de aprender en todos los sentidos. Y en este caso he aprendido a llevar adelante un proyecto sola, trabajando con oficinas muy pequeñas y jóvenes como son La Cúpula Music y Great Canyon Management. Y el hecho de trabajar con ellos le da un sentido todavía más personal al disco, ya que puedes controlar todos los procesos de elaboración muy de cerca. Esta vez puedo decir que he puesto las manos en la masa para que saliera a la luz.

 

Cuando debutaste con Élena costaba más ver a chicas al frente de una banda, en cambio ahora hay más, también muchas cantautoras, creo que aunque hay cosas por mejorar, la situación ahora es más favorable que antes. ¿Cómo lo ves y cómo lo viviste tú?

Tienes razón, en aquél entonces había pocas chicas encabezando grupos musicales, quizás por ello tuve la suerte de tener cierta repercusión, nunca lo sabremos (risas). Pero lo cierto es que el panorama ha cambiado mucho, ahora hay mucho talento, muchas mujeres que van en solitario y van pisando fuerte, eso me encanta. Este es un sector muy masculino y era hora de que las mujeres brillasen como lo están haciendo. Antes era más difícil grabar un disco, ahora tenemos los recursos más a mano, pero eso no le quita mérito, ya que al final si hay más, también hay más competitividad, y hay que hacerlo bien para llegar alguna parte.

 

Y en ese sentido, ¿crees que para la difusión de la música el hecho de que haya redes sociales ayuda? O al revés, como hay tanta oferta, quizás tenemos demasiadas cosas a mano y acabamos por descartar a artistas que de otro modo estarían en nuestra orbita.

De todo un poco... Las redes sociales ayudan a hacer difusión de tu trabajo. Quizás donde se nota más es a la hora de consumir la música, por así decirlo, a la gente les cuesta cada vez más escuchar un disco entero y se quedan solamente con las tres primeras que suenan en la playlist. Esto sí ha cambiado. 

 

Y ahora, ¿qué grupos actuales escuchas? ¿O prefieres escarbar más en la música con la que creciste? 

Voy siguiendo a bandas que hace muchísimos años que sigo y que no han parado de hacer buenos discos, como Nick Cave, PJ Harvey o Sufjan Stevens, podría hacer una lista larguísima... Y bandas más actuales como Beach House, The xx, Perfume Genius, León Benavente... Cada vez me cuesta más descubrir grupos, pero me encanta cuando llega algo nuevo inspirador.

 

Comentarios
Toni Castarnado

Toni Castarnado es un crítico musical que escribe también de manera puntual sobre cine y, ahora, deporte en Blisstopic. Es autor de los libros “Mujer y música: 144 discos que avalan esta relación” y de su segundo volumen, “Mujeres y música: 144 discos más que avalan esta relación”.Colomense de pro y residente en el Maresme, es colaborador casi desde sus inicios en Mondo Sonoro, y en cabeceras como Ruta 66 o Rock Zone. Escribe artículos para el blog La Ruta Norteamericana de El País, y ha hecho radio en varios medios, dirigiendo el espacio “Canvi de Ritme” en COM Radio, en el cual combinaba música y deporte. Por su grabadora han pasado un gran número de artistas; entre ellos, Arcade Fire, Antony & The Johnsons, Patti Smith, Marianne Faithfull, Mötley Crüe, Rammstein, Muse, The Black Keys, Tori Amos, Frank Black, Kings Of Leon o Mavis Staples.

Más en esta categoría: « Tachenko Cosmen Adelaida »