Menu

Tachenko

Versiones y misterios

 

Texto Lidia Noguerol  

 

Sebas Puente (letrista, compositor, cantante y guitarrista) y Sergio Vinadé (Ex El Niño Gusano) se entienden tan bien que apenas necesitan hablar. Su complicidad se nota y mucho en el nuevo disco de Tachenko. En “Misterios de la canción ligera” (Limbo Starr, 2017) el dúo entrega dos composiciones nuevas redondas y desnuda canciones que habían quedando olvidadas en sus directos para que las melodías brillen más. Sebas y Sergio presentarán el nuevo disco de Tachenko en dos formatos: como dúo y con la banda al completo. Estarán tocando el próximo jueves 11 de mayo en el Teatro Nuevo Lara de Madrid. Puedes adquirir las entradas aquí.

 

El título de vuestro último trabajo evoca a festivales como el de  Benidorm o San Remo. “Misterios de la canción ligera” debe su nombre a qué os ha sorprendido cómo han quedado las canciones que habéis adaptado al formato acústico?

No, llevábamos la idea preconcebida de grabarlas de esta manera, así que no nos sorprendió: pero sí es una especie de homenaje a ese tipo de canción melódica, que siempre nos ha gustado… Al ser un grupo de melodías, esa siempre ha sido una referencia, aunque luego quede muy diluida al trabajar las canciones.

 

¿Hicisteis primero las dos canciones nuevas y después se os ocurrió hacer un disco de autoversiones con piano, guitarra y voz o fue al revés?

No recordamos muy bien el orden, creo que ya habíamos contemplado la idea de hacer una revisión de canciones antiguas en este formato, trabajándolas con arreglos de piano y guitarras acústicas. A la vez, Sergio y yo teníamos estas dos canciones nuevas, que se adaptaban muy bien al formato.

 

 

“Armagedón” y “Nuestra especialidad” vuelven a hablar del amor y el desamor como el binomio felicidad/tristeza y las canciones versionadas de tipos “medio normales” o frágiles soñadores como “Nuestro Ganador” y el “Rey del balón”. ¿Cómo es el proceso de escribir las letras?

Cuando la canción es de Sergio, él me canta una melodía en un inglés improvisado, que yo luego traslado al castellano. Si la canción es mía, parto de una primera frase y la voy completando a medida que compongo la melodía. El truco está en que haya cierta “disonancia” entre la música y lo que se dice en las letras: a veces, hay canciones muy “pop” que intentan hablar de asuntos bastante tristes, pero ese contraste le quita dramatismo al conjunto. Otras  letras son más ligeras, tiene que haber de todoEsta vez os ha salido un poco más largo, pero hacer un EP entre discos es ya una tradición en la trayectoria de Tachenko.

 

¿Qué os aportan estos pequeños interludios que también tienen canciones

redondas?

Éste ha pasado a ser un disco “oficial”, con todas las letras, tanto por duración como por el alcance que está teniendo. Es cierto que entre discos nos gusta hacer cosas diferentes, pero en este caso este “disco entre discos” ha cobrado bastante importancia.

 

¿Cómo habéis escogido las canciones de vuestro repertorio que versionáis? ¿Son canciones con las que no estabais satisfechos con su primera versión?

Más que no estar satisfechos, queríamos rescatar canciones que a lo mejor se habían quedado un poco atrás a la hora de tocarlas en directo: lógicamente, al tener tantos discos, no puedes tocarlas todas en directo, y algunas parece que quedan olvidadas. Era el momento perfecto para hacer una revisión, y volver a tocar canciones a las que tenemos mucho cariño. Además, ahora tenemos más seguridad comointérpretes. Pero no nos arrepentimos de las primeras versiones: nos gusten o no, así éramos en aquel momento, y lo hicimos lo mejor que supimos.

 

Como pareja artística estáis ya muy consolidados. ¿Cómo os habéis

repartido el trabajo en “Misterios de la canción ligera”? En “Armagedón” lucen especialmente los juegos vocales. Y escuchando las canciones originales, también se aprecia la evolución de la voz de Sebas.

Nos hemos complementado muy bien, somos hermanos, como los Gallagher pero sin las broncas. Nos conocemos muy bien y no nos hace falta hablar mucho (casi nada, de hecho) para entendernos. En “Armagedón”, y en otras canciones, Sergio ha hecho juegos de voces espectaculares: siempre ha sido uno de sus fuertes. Y yo canto con más seguridad que antes, digamos que ya he encontrado mi camino.

 

 

Aparte de las dos nuevas perlas que son “Armagedón” y “Nuestra especialidad”, se graban en la mente enseguida el piano precioso de “El Rey del balón” y los aires bossa de “No hay nieve en Saint-Moritz”.Os costó vestir con otros ropajes estas canciones? “Nuestro ganador” al desnudo es más melancólica y su flauta difícil de olvidar. Lo mismo pasa con “Sonrisa”.

Ensayamos mucho antes de entrar a grabar, les dimos muchas vueltas a las canciones, hasta conseguir desnudarlas y quedarnos con lo esencial… Fue un proceso largo, pero eso hizo que la grabación fuese rápida.

 

Y hablando de ropa, en las otras canciones del disco os dedicáis a desnudarlas. Quitáis vientos y sin electricidad lucen más las melodías. ¿La solución a los “Misterios” es el menos es más?

 En este caso sí… Nos acordamos mucho de algunas canciones de Magnetic Fields, también: muy sencillitas, pero espectaculares. Lo que no quiere decir que luego hagamos un disco más producido, con todo el grupo… Nos planteamos tocar todos los palos.

 

En directo hacéis conciertos en formato dúo y con banda. Con la banda, ¿cómo mantenéis las canciones desnudas añadiendo más instrumentos? ¿El repertorio es el mismo que el del disco?

En los conciertos con banda habrá dos partes: una, en la que seguiremos interpretando las canciones de “Misterios” Sergio y yo, con algún arreglo puntual en el que nos echarán una mano; y otra en la que haremos repertorio de todos nuestros discos en formato más eléctrico, con todos en el escenario.

 

Comentarios
Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.

Más en esta categoría: « Miqui Puig & ACP Helena Miquel »