Menu

Anímic

En la misma piel

 

Texto Lidia Noguerol  

 

 

Como las serpientes Anímic han mudado la piel para poder crecer y adaptarse a un nuevo ciclo vital y artístico. Durante el cambio han dejado atrás sonidos anteriores pero sin abandonar las amistades de siempre y ganando algunas de nuevas. Todos juntos han puesto imágenes a las ocho canciones que conforman el disco nuevo del grupo, “Skin” (BCore, 2017). Un trabajo que habla de la perdida de la fe en nosotros mismos, en la humanidad, que parece haber olvidado que a pesar de las diferencias, compartimos el mismo destino y habitamos la misma piel. La cantante del grupo Louise Samson nos explica como fue la gestación del disco.

 

En una primera escucha “Skin” puede sonar muy diferente de vuestros anteriores trabajos, pero en “Hannibal” ya se apreciaba un giro hacía  territorios más oscuros y electrónicos. O sea que más que un cambio brusco, este disco parece un paso más en vuestra evolución. ¿Os costó dar con este sonido? Habéis compartido escenario con Portishead y a ellos les costó bastante dar esquinazo al trip-hop.

Quizás lo que nos ha costado más es darnos cuenta de que queríamos tirar por ese camino. Estuvimos parados bastante tiempo, dedicándonos al trabajo de cada uno, a estar con la familia, resituándonos, pero una vez yo decidí que no quería volver a tocar la batería y que solo quería cantar, vimos que la electrónica iba a ser la evolución natural. No había más remedio. Nunca hemos añadido músicos a la banda de forma no natural y nadie más quería tocar la batería. Nos hemos adaptado y el resultado es éste. Una vez que lo teníamos claro, las canciones empezaron a surgir de forma muy espontanea porque había mucho acumulado y mucha energía y ganas de sacarlo.

 

 

¿Toda la banda tenía claro que sonido quería conseguir? Sobre el escenario se puede ver como todos tenéis una personalidad muy marcada y en cambio solo habéis tenido una baja durante todos estos años. ¿Cuál es vuestra manera de trabajar como banda? ¿Cómo habéis conseguido las bases que suenan en el disco?

Creo que es la vez que más claro lo hemos tenido. Ferran y yo hemos seguido la forma habitual de crear estructura, melodía y letras. Después lo llevamos al resto de la banda para que añadan su parte. Ferran y yo llevábamos varios discos creando nuestros temas por separado (él los temas en catalán y yo en inglés), pero por primera vez en mucho tiempo hemos creado la música juntos, hemos aprendido a crear las bases, grabarlas, y hemos necesitado el uno del otro para después unir mis melodías y letras con sus ritmos.

La banda se ha tenido que resituar y adaptarse a algo nuevo, a buscar un sonido nuevo con sus instrumentos, pero han tardado muy poco en entenderlo y encontrarlo. Las bases en realidad son muy simples, ya que están hechas con pads, haciendo los ritmos en directo, loopeandolos y después hemos podido producir esos sonidos en la mezcla del disco, dándole mas cuerpo o lo que fuera necesario, pero no son bases hechas con ordenador. ¡Juanjo al principio se volvía loco porque los BPMs no eran exactos y nada le cuadraba! 

 

 

Otro cambio en “Skin” es que el disco entero es en inglés. ¿Qué os hizo abandonar el bilingüismo? El nuevo disco me parece vuestro trabajo más homogéneo. ¿Continuáis componiendo los dos?

También ha sido algo muy natural lo del inglés, no era una necesidad de cambiar ni nada, de hecho empezamos haciendo temas los dos juntos y Ferran miraba de meter la voz, pero enseguida vimos que su voz no se adaptaba del todo a lo que estábamos sintiendo musicalmente. Además él tiene su proyecto en solitario y yo tenías muchas ideas y letras, así que acabé acaparando un poco (risas). Hemos trabajado más conjuntamente en este disco que en cualquier otro.

 

 

Habéis grabado siempre vuestros discos en casa vosotros mismos con Jordi Matas. Aparte de ganar tiempo y ahorrar dinero, no necesitáis a alguien exterior del grupo para avanzar. ¿Cuál es vuestro motor creativo?

En primer lugar no nos gusta depender de nadie, somos muy DIY por una cuestión de poder hacer las cosas a nuestro ritmo, gusto y que tenga totalmente nuestra personalidad. En el momento que entra un productor entra a formar parte de esa personalidad, no estamos en contra de que eso pase, pero aun no nos hemos cruzado con uno con el que nos podamos sentir conectados. Económico no es, porqué acabamos pagando lo mismo que muchos en estudio, ya sea a Jordi o porque invertimos en tener un buen diseño, y  en todo lo que rodea el arte del disco. Anímic nunca hemos cobrado nada, lo que se gana de conciertos se reinvierte en el grupo desde hace ya catorce años.

Nuestro motor creativo es lo que percibimos del mundo y la humanidad, vamos a su ritmo siempre, intentamos expresarnos en el idioma en el que creemos que más se nos puede entender e intentamos expresar lo que pensamos y sentimos sobre las cosas que ocurren en ella actualmente, de hecho, es por eso que prácticamente no cantamos nunca canciones de anteriores discos, porqué no sentimos que formen parte del ahora.

 

 

En este disco continuáis sin batería, Ferran ha cambiado la guitarra eléctrica por los teclados y los sintetizadores y tú, Louise, has tocado un instrumento diferente en cada trabajo vuestro. ¿Os cuesta adaptaros? Sois de los que no paráis hasta conseguir el sonido que tenéis en mente o de los que se acercan a los instrumentos sin ninguna idea preconcebida? A su vez, los que siguen tocando los mismos instrumentos como Núria, Juanjo y Zuma, también se readaptan. ¿Os impide esta necesidad de adaptación a no caer en la comodidad?

No nos cuesta nada adaptarnos, de hecho tenemos una constante necesidad de cambio y de rehacernos.  En esta ocasión Ferran tenía ganas de cambiar. Su proyecto personal ya le lleva a expresar una parte emocional suya que quizás ya no tiene cabida en Anímic, él con nosotros quiere experimentar, ir más allá y aprender. Cuando dije que no quería tocar la batería, vio claro que él tampoco, y que era la oportunidad de probar algo nuevo. Yo soy cantante y siempre me he adaptado a las necesidades de la banda, pero en este disco quería que se adaptaran a mi, quería que ellos se ocupasen de la música y que yo pudiera explotar mi voz y moverme.

Estaba claro que iba a ser Ferran quién se adaptara más a eso porque Núria es guitarrista y Zuma bajista. Ellos tenían que seguir dándonos lo que más saben hacer. Además de que era esencial esa parte orgánica y humana en algo tan electrónico, no queríamos perder ese espíritu más punk que habíamos conseguido en anteriores directos. Si algo tenemos claro en la banda es que solo sacaremos discos si aportan algo nuevo (de forma interna). Renovarnos o morirnos, si no hay un esfuerzo, si no hay una incomodidad antes de interiorizar los temas, si no hay esa sensación de que lo que estás haciendo es una gran mierda porqué no sabes ni lo que haces, no vale la pena.

 

 

Habéis titulado vuestro último disco “Skin”, pero las canciones son más sintéticas –curioso en un grupo que parece evolucionar de manera orgánica­–  y tienen títulos como “Glass”, “TV” o “GEM”,  objetos inertes y cortantes  que conviven con animales (“Whales”) que habitan ritmos industriales y humanos que o bien han perdido la humanidad (“Inhuman”) o les ha sido arrebatado la dignidad (“Slave”). ¿Habéis querido retratar los tiempos ominosos que vivimos? ¿La piel muerta que las mil imágenes de dramas que nos llegan de desgracias no ha hecho perder sensibilidad?

Sinceramente no me había fijado en esto que dices, pero sí, el disco engloba la actualidad, expresa bastante el asco que sentimos de nosotros mismos como seres humanos. Ferran dijo hace poco viendo la película de “Moby Dick” que antes el ser humano tenía como un orgullo por sus logros, sobrevivíamos y conseguíamos cosas para avanzar, pero ahora nos avergonzamos de ser humanos, lo destruimos todo, nos destruimos entre nosotros, el humano lo lleva todo al extremo, a la devastación.

Por supuesto hablo de forma general del mundo, de lo que ves en la TV, de lo que haces y no haces como persona para ayudar a tu vecino… El titulo “SKIN” era una manera de englobarlo en una sola cosa. La piel es algo que tenemos todos, tenga el color que tenga o venga de donde venga, sea rica o pobre, es lo que nos hace semejantes.

 

 

Cada canción de vuestro último trabajo tiene un videoclip realizado por un director diferente. ¿Está iniciativa surge de la necesidad de poner imágenes a vuestra música? ¿Cómo escogisteis a los realizadores y qué os gusta de ellos?

Si! Yo no paraba de ver imágenes cuando escuchaba el disco en la mezcla, cada vez cambiaban, surgían mil ideas y fueron varias las veces que le dije a Ferranvamos a hacer videos nosotros en plan casero, como el disco’, pero claro, es un trabajo que llevaría mucho tiempo y conocimiento, así que un día hablando con Núria y  sobre como estrenar el disco dijimos, “eh, un video para cada tema, a lo Beyonce pero con varios millones de menos” (risas).

Fuimos directamente a personas con las que habíamos trabajado o que habíamos hablado de trabajar y todos y cada uno aceptaron el reto. Digo reto porqué les avisamos en noviembre y les dijimos que no había dinero, que podríamos pagar algunos gastos y darles unos 300€ por vídeo (algunos menos y algunos más por temas que acaban sumando). No teníamos el dinero pero nuestra mánager nos había cerrado algunos conciertos y sumándolos nos podíamos hipotecar, así que nos lanzamos.

Ha sido increíble porqué además de poder trabajar con gente generosa y de buen corazón, hemos conocidos a unos talentos que no nos merecemos y que se han entregado de una manera excepcional, dándonos una parte de ellos que nunca hubiéramos imaginado poder tener. Desde aquí les volvemos a dar las gracias, seremos sus esclavos para siempre!

En cuanto a que nos gusta de ellos, mil cosas. “Gem” está hecho por Juanjo Montañés, nuestro ruidista/samplista. Él es muy bueno haciendo vídeos y era impensable que no estuviera entre los ocho. Es una persona con una forma de ver el mundo muy distinto de las personas que conozco, muy particular, y eso le hace muy especial y único.

“TV” está hecho por alguien que prácticamente es nuestra imagen visual, es parte del grupo, Nikita Routchenko, que ya ha hecho varios vídeos con nosotros y era otro ‘must’. Tiene una forma de trabajar muy parecida a la nuestra, muy punki todo, si hubieráis visto como grabamos el vídeo… es el McGyver de los videoclips: Todo es posible!

“Glass” está grabado por Marc Ortiz. Marc se nos presentó durante la época de “Hannibal” por Facebook  para ofrecerse como director, pero no teníamos dinero para entonces.Y  justo la semana antes de empezar a pensar en todo esto nos volvió a escribir, así que le comenté la idea. Seguíamos sin dinero pero con muchas ganas artísticas y de convertirlo en algo de todos, y aceptó. Su vídeo le ha costado mucho más de lo que pudimos darle, pero el resultado es espectacular y además tuvimos la suerte de contar con la ayuda de Zigzag Rental que pusieron la cámara de cine y su equipo técnico totalmente gratis. La experiencia de grabar con ellos durante dos días fue hermoso. Son personas auténticas y generosas.

“Silence” es de Marta Busquets. Marta tiene el don de captar la esencia del presente en sus vídeos, ve el interior de las personas y consigue transmitirlo en la imagen, es algo increíble. En Anímic queremos mucho a Marta y fue un gran apoyo, se volcó mucho en mi cuando tuve mi operación de espalda. No sabíamos si diría que sí y fue una alegría y un honor cuando respondió.

“Inhuman” fue una historia curiosa igual que lo fue “Whales”. Antes de empezar con la idea de los ocho vídeos teníamos la idea de hacer uno con “Inhuman” en que amigos de diferentes países grabarían coreografías en sus ciudades.  Dos de estas personas eran Maria Padró que vive en Londres y Biel Andrés que vive en Copenhague. A Maria le había conocido Juanjo años antes cuando se había ofrecido a hacer un vídeo y Biel ya nos había hecho el de “Les Fulles Fan d’Ocells” y “Trenco Una Branca” (junto a Ferran Gassiot) años antes, pero no quisimos desperdiciar su talento en unos segundos y fue cuando empezó a surgir toda la idea de los vídeos.

“Hidden” está grabado por Jazz Rodríguez  y Carla Pérez de Mourn.  Las descubrimos visualmente por su youtube. Llegué a una serie de vídeos llamados ‘Llum’ que me gustaron mucho y vi claramente la conexión visual con las dos canciones lentas del disco. Quería algo parecido, pero ellas vieron algo más en la canción y vaya si lo han sabido transmitir! Tienen un talento joven y fresco pero que a la vez es maduro. Transmiten una seguridad que me tumba. Yo con esa edad era la cosa mas perdida del mundo!

Y por último llegamos a “Slave”. En un principio queríamos a una amiga que vive en Nueva York, por la misma razón que “Whales” y “Inhuman”, nuestra querida Ico Romero. Aceptó pero tuvimos que parar por temas de salud (nada grave).  La primera persona que me vino a la cabeza fue Laura Sisteró (también porque quería tener equilibrado la cantidad de mujeres y hombres directores), una directora de aquí con un talento increíble. No sabia si aceptaría porqué no había la misma amistad que con los otros, pero después de unos días nos dijo que sí. Ha hecho un vídeo increíble, grabado en un fin de semana en Benidorm con un Iphone 7. Es un vídeo que habla sobre el ser esclava de uno mismo y que solo se puede ver con móvil y cascos!

Como puedes ver, nos ha motivado más el amor hacía estas personas que su trabajo. Hemos buscado personas que nos darían su talento sin buscar nada a cambio, y así ha sido, hemos conseguido crear una especie de familia artística donde el disco solo es una parte. También forman parte de esta familia Chus Royo (Gustaff Room) quién se ha ocupado de la imagen a nivel de fotografía, Albert Cano que se ha ocupado del collage y diseño del disco, Jordi Matas y Yves Roussel al máster… ¡ha sido la mejor experiencia que he vivido grabando un disco! ¡Creo que he disfrutado tanto de todo lo que ha pasado antes de su salida, que ya me da igual lo que pase después!

 

 

Vuestro giro hacía la electrónica también comportará cambios en vuestros directos? ¿Cómo serán vuestros conciertos ahora? ¿Incorporaréis los videoclips en los conciertos? Adaptaréis a vuestro nuevo sonido canciones anteriores en esta ocasión?

Lo directos tienen una nueva energía si, una que no habíamos experimentado hasta ahora. No tenemos la idea de incorporar los vídeos porqué o son muy narrativos o salimos en ellas.  Son más grandes que nosotros y nos gusta llevar una puesta en escena sencilla y que la gente pueda centrarse en la música, en cerrar los ojos, bailar, o simplemente entrar en nuestro mismo estado de ánimo sin distracciones.

Hemos escogido dos canciones del anterior disco para adaptarlas, quedan totalmente diferentes, pero las estamos disfrutando mucho, incluso más que antes. También he de decir que estamos bastante a tope con temas nuevos (hace mucho que el disco está grabado!), así que caerá alguna nueva también!

 

 

Comentarios
Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.

Más en esta categoría: « Jardín De La Croix Nadine Khouri »