Menu

deptford-goth

Deptford Goth

Melancolía

 

David Giménez

 

Una niebla de melancolía fantasmagórica se condensa sobre la cabeza mientras el cuerpo se deja mecer por un océano de electrónica sentimental. Ese cariz profundamente emocional de "Life after defo" (Merok / Nuevos Medios, 11) es lo que ha llevado a muchos a comparar al londinense Daniel Woolhouseen, alias Deptford Goth, con el mismísimo James Blake.

 

¿Cuáles son las principales diferencias entre el exquisito “Youth II EP” (Merok, 11) y "Life After Defo", tu álbum de debut?

El proceso de creación de “Life After Defo” me ha permitido explorarme a mí mismo como compositor. He intentado ir un poco más allá en ese sentido. Era totalmemente consciente de que quería trabajar con un grupo de canciones que, juntas, le dieran a todo el álbum un sentido compacto. Algo así como la relación entre los órganos vitales y las extremidades con un cuerpo.

 

Tus composiciones conectan de manera directa con el público. ¿Por qué crees que se da esa inmediatez?
Principalmente escribo canciones a partir de un punto de vista personal, aunque siempre intento que tiendan a mantener un contenido lírico bastante ambiguo. De esta manera, creo que es mucho más sencillo conectar con el oyente. Creo que abordar de esta manera tus propias emociones, o lo que sea, en una canción, permite que cada uno interprete las cosas de un modo diferente. La música puede converstirse, así, en un marco idóneo para la expresión de sentimientos.

 

deptford-goth-live-electrowerkz

 

¿Cómo te iniciaste en la música?
He estado componiendo música desde que, siendo un niño, me hice con una grabadora de 4 pistas. Por entonces tocaba la guitarra y cantaba. También utilizaba un pequeño teclado Casio que tenía incorporado un sonido Cello. De alguna manera siempre he estado acompañado de la música, y me ha gustado componer. Por entonces, y hasta hace bien poco, nunca había pensado realmente en la posibilidad de publicar un disco ni nada de eso. Tan sólo lo hacía porque siempre se ha tratado de algo que me ha hecho muy feliz.



Trabajas con muchos estilos diferentes (synth pop, r&b, dubstep, soul) ¿Crees que existe alguno que no sea válido para tu música?
La verdad es que no pienso demasiado en estilos cuando comienzo a componer, por lo que me cuesta un poco responder a este tipo de cuestiones cuando me preguntan por el tipo de música que hago.

 

¿Realmente eres un tipo tan melancólico como tu música y tus letras parecen indicar?
Como te comentaba las canciones pueden llegar a ser un instrumento de comunicación de algo que muy probablemente no puedas expresar de otro modo, o por otras vías, sin sentirte un tanto incómodo. Así que algunas de mis canciones son tristes porque así es todo aquello que me resulta complicado confesar abiertamente.

 

A propósito de tu nombre artístico, ¿qué hay de gótico en ti o en tu música?
Nada (Vaya).



Life After Defo es un canción con una batería muy eclesiástica, los coros parecen simular un ritual religioso, y la sutil voz principal transporta a un estado de ánimo trágico.
Fui a la iglesia con mi madre cuando era niño. No soy religioso, pero confieso que algunos himnos me impactaron lo suficiente. Quizá se trate de eso.



Para finalizar la entrevista me gustaría que sacaras el lado más luminoso de ti, y dijeras algo optimista.
Todo el mundo es feliz. Muy feliz(Vaya 2).

 

 

David Giménez

David Giménez es ante todo emo. Emo y épico. Ese rasgo camufla prácticamente por completo sus otras virtudes. Ha formado parte de tres conjuntos musicales que han dado mucho de que hablar en el panorama musical independiente (Cabeza Borradora, Pumuky y Partido), ha co-dirigido numerosos festivales de Pop y Electrónica celebrados en Canarias durante el primer lustro del nuevo siglo (OCA Festival, Colores Tenerife, Inspiración Tenerife, Geografías del Sonido), y fue mánager de artistas como Patrick Wolf y Abraham Boba, además de gestionar La Sala Castelló de Barcelona, también ha trabajado en el sello Limbo Starr; y aún habiendo escrito en medios como La Vanguardia, Go Mag y H Magazine, lo cierto es que David Giménez es ante todo emo. Emo y épico.

Más en esta categoría: « Laura Veirs Daughter »