Menu
 

Calavera

Exposición

Mount Ventoux

7,3

Pop

 

Lidia Noguerol

 

 

Si hemos de juzgar a los Calavera por sus trabajos y sus letras, yo diría que no se pusieron este nombre porqué sean hombres juerguistas, disipados e irresponsables. Si los zaragozanos escogieron la acepción de la palabra que hace referencia al cráneo, observaríamos que como la cabeza de nuestros antepasados, su música no ha parado de evolucionar.

 

El cambio más evidente en su puesta de largo, “Exposición”, respecto a sus anteriores EP y singles es un disco más luminoso que deja atrás los ambientes tortuosos pero sin perder ni el halo melancólico (me entenderéis mejor cuando hagáis escuchado la primera canción “Esqueleto”) ni su elegante nocturnidad, ni su poder evocador. Ahí va “Tres” como ejemplo.

 

 

El sonido más nítido y espacioso se debe especialmente a los sintetizadores, los samplers y las programaciones. La sección rítmica tiene más groove y es más orgánica y junto con los ya mentados teclados crea un colchón sonoro sobre el que se mecen las melodías, que se desvanecen dejando lugar para cierta experimentación nada estridente.  

 

Las canciones han reducido el minutaje cuando era necesario y lo han conservado cuando su desarrollo así lo ha requerido sin perder el gusto por los detalles que caracteriza al grupo. Las letras hablan de amores, de miedos y otras angustias vitales, que el pop suave y de reminiscencias ochenteras de Calavera expone sin renunciar a sonar actual y accesible.

 

Comentarios
Lidia Noguerol

Lídia Noguerol comparte profesión con Barbara Gordon (Batgirl). Cuando no le toca lidiar con adolescentes descarriados, borrachos y indigentes, se dedica a seleccionar música, cine, libros y cómics. Por la noche, cuando no va al cine o se queda en casa leyendo, transita autopistas y carreteras secundarias y recorre los ejes de comunicación del país, en busca de conciertos de los que hablar por la mañana siguiente en prensa local, portales culturales, blogs y prensa especializada como la extinta Go Mag. Buscando un mundo mejor, ha ido a parar a Blisstopic, un lugar tan excitante como Gotham.