Menu
 

Arca

Arca

XL

8,5

Electrónica

Brais Suárez

  

Más que ambiental, “Arca” es un disco atmosférico. Menos extraterrestre y menos amniótico que de costumbre, Arca, el artista, se muestra más humano cuanto más permite a Alejandro Ghersi escarbar en sí mismo, en sus proyectos pasados, en su propio idioma, en su propio nombre que da título al álbum.

 

 

Desde el principio, suena igualmente experimental y radicalmente diferente.  Netamente personal. Los sintetizadores configuran unas armonías cósmicas que solo se resquebrajan cuando las cajas de ritmo cobran protagonismo. La voz, casi sintetizada, es clara, concisa. Sus mensajes, también.

 

 

Los ecos de sirena proyectados desde el trasfondo del conjunto, que parece compuesto en 10 dimensiones, son las alusiones más que evidentes al “Vulnicura” de Björk, pero si hay algo que realmente los una, eso es su vulnerabilidad, su pausa para transmitir un interior ambivalente, delicado, sofisticado.

 

 

De ahí que una de sus mayores virtudes resida en combinar con maestría las oscuridades abisales de “Mutant” (Mute, 2015) con lo más humano y luminoso de esta nueva vertiente. A base de susurros, gemidos y ronroneos, muestra su lado más débil ante latigazos chocantes o silencios hundidos en los que llega a haber espacio a ritmos casi bailables. Aún interferido en algunas escenas, el “Arca” de Arca está más próximo a lo humano, a lo real.

 

Comentarios
Brais Suárez

Brais Suárez (Vigo, 1991) acaba de estrellarse con su idea de vivir escribiendo aun sin ser escritor. Dos periódicos gallegos se encargaron de dejarle claro que mejor le iría si recordara mineralizarse y supervitaminarse, lo que intenta gracias a colaboraciones esporádicas con algunas revistas y otros trabajos más mundanos que le permiten pagarse su abono anual del Celta y un libro a la semana. Por lo demás, viajar, Gatsby y estroboscopia lo sacan de vez en cuando de su hibernación.

Más en esta categoría: « Future Islands "The Far Field"