Menu
Lana-del-rey  

Lana del Rey

Ultraviolence

Interscope

7

Pop Dramón

Manu González

 

A veces la vida te da valiosas lecciones, como el hecho no de prejuzgar con demasiada celeridad. Es lo que me ha pasado con el segundo (y esperado para muchos) segundo trabajo de Lizzy Grant, mundialmente conocida como Lana Del Rey. Tenía las dagas afiladas y a punto pero me he vuelto a enamorar de ella. Créanme, yo era un amante despechado, por culpa de "Born to die" (2012), un trabajo mediocre que no estaba a la altura de los dos singles que Lana nos había regalado antes ("Blue Jeans" y, sobre todo, "Video Games", una de las mejores veinte canciones de la segunda década del Siglo XXI). Traicionado por tanta mediocridad, renegué de ella (no tres veces como Pedro, pero casi) y su regreso no despertaba ni un solo sentimiento de alegría en mi interior. Pero ahora parece que vuelve a brillar el sol, y todo es gracias a la inestimable ayuda de Dan Auerbach de The Black Keys, que le ha dado un barniz de blues épico vintage que la hace lucir mejor que en cualquier filtro de Instagram.

 

Pongo "Ultraviolence", le doy al play y suena "Cruel world", un tema de blues que parece escrito por Jack White (grabando en los Estudios de la BBC, claro). Tan cinemática como en "Video Games", Lana parece haber encontrado en Auerbach el productor perfecto para poder desarrollar sus intensas y antiguas polaroids de historias de amor desastrosas. "Ultraviolence", el tema, es uno de los puntos fuertes del disco, decorada con unos wah-wah de guitarra que le sientan muy bien (reminiscencias de John Barry y sus scores setentero para Mister Bond). Hablando de Barry, la influencia en "Shades of Cool" es tan evidente que podría pasar por un tema principal de la saga, época Roger Moore. Con "Brooklyn Baby" parece rebajar el nivel productivo, aunque todo es una ilusión, porque la voz sigue sonando como una Julee Cruise misteriosa y demasiada adicta al tabaco. Es uno de los temas del disco, una canción preciosa que reinventa a Lana del Rey como cantante total. "West Coast" era uno de los motivos por los que iba con la artillería dispuesto a hundir "Ultraviolence", es un tema que no funciona a casi ningún nivel. El estribillo y el puente casi disco parece demasiado forzado. Pero Auerbach (y Rick Nowels) nos hacen olvidar rápidamente la Costa Oeste con un sexual blues que nos muestra a la Lana del Rey más intensa en "Sad girl". "Pretty When You Cry" parece grabada en 1968 y es una de las poca canciones en las que no ha participado el Black Keys y se parece demasiado al tema anterior (mismo desarrollo). "Money Power Glory" parece un descarte de "Born to die". "Fucked my Way Up to the Top" recupera la intensidad pop pantanosa épica de Auerbach pero a estas alturas uno ya tiene la sensación de que Lana del Rey ha quemado todas sus naves en la primera cara del vinilo. Pero "Old Money" es preciosa, uno de esos temas hechos para destrozarnos el corazón en directo. Nada de rock, sólo cuerdas y su voz. El disco acaba con un barroco cover de "The other woman" de Jessie Mae Robinson que popularizó Sarah Vaughan a mediados de los cincuenta. Una personal reinterpretación que te quita el buen sabor de boca que hubiera sido acabar con esa "Old Money". Un error. Gran disco de tibio final. No es la gran obra de Lana del Rey pero supera su mediocre debut.

 

Manu González

Hizo su primer trabajo periodístico entrevistando a Derrick May por fax en 1995 para la desaparecida revista aB. Desde entonces, este natural de Hospitalet de Llobregat (1974) ha colaborado en publicaciones como Qué Leer (donde se encarga de la sección de cómic), Guía del Ocio BCN, Playground Mag, Revista Trama, EnBarcelona Magazine, Terra Gum, Hoy Empieza Todo (RNE 3), Agenda San Miguel o los catálogos del Festival Sónar 1997 y el Festival Doctor Music 1998. Experto en cómic y literatura fantástica, ha colaborado con editoriales como RBA, Random House Mondadori y Círculo de Lectores. Pero sobre todo es conocido por haber sido el Jefe de redacción de la revista Go Mag desde mayo de 2001 hasta su último número en junio de 2013.

manu@blisstopic.com