Menu

clasico-1

FC Barcelona -

Real Madrid

UN CLÁSICO COMO LOS DE ANTES

 

Milo J Krmpotic’

Fotos LFP

 

1) Han pasado pocos meses pero como si hubieran sido varios años. El primer clásico del post-mourinhismo y el post-guardiolismo (Tito fue su epígono) poco tuvo que ver con las dos personalidades que más han marcado el fútbol español en tiempos recientes. El Real, por ejemplo, no necesitó salir con el cuchillo entre los dientes (cuatro faltas por nueve de su rival en los primeros 35 minutos) para evitar agobios defensivos, pero tardó 91 minutos en desplegarse con la fiereza y la claridad de antaño (irónicamente, ahí llegó su gol). El Barça, por su parte, perdió el control del encuentro en varias fases, se dejó empatar la posesión y ganó antes por detalles puntuales de sus figuras que por juego de equipo (no tardaremos en comentar la influencia del árbitro, descuiden).

 

2) No hubo sorpresas en la alineación inicial azulgrana pero sí en la merengue: buscando una mezcla de equilibrio y mordiente en la medular, Ancelotti articuló una suerte de triple pivote con Ramos como elemento más conservador, Modric a cargo del pase rápido en caso de recuperación y Khedira a modo de comodín. Y la apuesta funcionó mejor en defensa (la mejor ocasión de CR7 llegó tras un robo a Iniesta fruto de la presión de ese trivote) que en un ataque donde Di María ha visto su despliegue limitado por la llegada de Bale y donde tampoco Ronaldo pareció sentirse especialmente cómodo.

 

3) Aunque sin grandes alegrías, los primeros veinte minutos fueron dominados por los de casa, frente a un visitante que se precipitaba en el patadón a sus puntas. Tras un par de oportunidades bastante tibias, Iniesta condujo por el flanco izquierdo, prolongó a Neymar y este, ante un mar de camisetas blancas, tiró de genialidad: disparo sutil entre las piernas de Carvajal al palo largo, con pequeño rebote incluido, y 1-0.

 

clasico-2

 

4) Se replegó entonces el Barça (iba a decir que se tomó un respiro pero lo cierto es que su inicio no había resultado arrollador ni mucho menos: fue una decisión táctica tirando a conservadora) y el Madrid lo agradeció aprovechando para posicionarse mejor. Bale intentó plasmar el consiguiente control con un par de zapatazos muy desviados y en cambio fue Khedira quien disfrutó de la mejor ocasión tras un centro raso que Piqué dejó pasar de forma tan sorprendente como negligente: remató a bocajarro el alemán y Valdés comenzó a ganarse la ovación del Camp Nou con una parada cuyo rebote fue a acunarse en el brazo derecho de un Adriano que llegaba resbalando por el suelo. No hubo voluntariedad en el brasileño pero tampoco cabe duda de que su extremidad ayudó a que el balón regresara al portero. Posible penal, pues.

 

5) No tuvo más historia la primera parte y la segunda tardó sus buenos diez minutos en comenzar a cobrar forma. Lo hizo con un pase en diagonal de Iniesta a la espalda de Varane (qué central ha encontrado el Madrid en el francés) para que Neymar intentara romper y Diego López reaccionara con la sobriedad en él habitual. Reaccionó el Madrid con la oportunidad ya mencionada de Ronaldo y, corriendo ya el minuto 72…

 

6) …el mismo CR7 se fue al suelo en el área azulgrana tras un empujón de Mascherano. El contacto fue claramente por la espalda pero sólo el portugués sabrá si resultó suficiente para desequilibrarlo. De nuevo pareció penalti y se trató del tercero no pitado durante la tarde, ya que también Pepe había pisado por detrás a Cesc en el área blanca.

 

7) Más allá de esas tres decisivas jugadas, Undiano acertó en el reparto de amarillas (Busquets tras un tackle por detrás en el que no tocó balón, Ramos por dejar el antebrazo en el cuello de Neymar, Adriano por una falta dura, Bale por una plancha, Khedira por cazar a Iniesta, Marcelo por agarrar a Messi, Ronaldo por protestar reiteradamente y a destiempo su posible penal…) pero olvidó amonestar a Messi por otra plancha y también a Iniesta por detener de malas maneras un contraataque rival. Además, su juez de línea hiló fino y bien en el primer tanto azulgrana, ante el que el Madrid pidió fuera de juego.

 

clasico-3

 

8) Se estaba lamentando aún Cristiano cuando Benzema, al poco de ingresar en el campo, buscó un balón en la frontal y, ansioso por rebelarse contra la mala suerte que le acompaña de un tiempo a esta parte, lanzó un trallazo portentoso… que, en el último instante, cosas de un efecto traicionero, fue a estamparse contra el travesaño de Valdés.

 

9) En curioso paralelismo al otro lado de la vida y del campo, Alexis llevaba siete minutos jugando cuando recogió una prolongación de Neymar, vio a Diego López adelantado y, a dos metros del área, se descolgó con una vaselina deliciosa que significó el 2-0. Alves tuvo el 3-0 en una bonita y brasileña jugada personal (amague, baile de espaldas por encima del balón para librarse de un rival, caño a Ronaldo en el giro y falta de definición en el mano a mano), Valdés volvió a negarle el tanto a Khedira y…

 

10) …diez puntos después por fin podemos citar a Messi. Pero lo hacemos porque suya fue la pérdida de balón que motivó el contragolpe del 2-1: CR7 galopó por la izquierda, vio la llegada solitaria de Jesé por el medio, se la dejó y este definió seco bajo el cuerpo de un Valdés que aquí volvió a parecer humano. El 10 es el 10 pero este Clásico no lo encontró en la mejor de las formas: falto de chispa, renunció una y otra vez a correr al espacio (obligando a Cesc a llenar dos parcelas de campo, lo que a su vez volvió a generar un notable desajuste defensivo en el lado derecho de la retaguardia azulgrana) y se limitó a realizar conducciones burocráticas y pases filtrados que siempre encontraron la negación de un defensor blanco. Pobre bagaje el suyo.

 

11) No hubo tiempo para más. El Barça celebró sus puntuales fases de inspiración y el Madrid se fue con razones para lamentar la labor arbitral. En cualquier caso, frente a todos los golazos, las jugadas polémicas, la tensión, las faltas, las protestas… ¿quién necesita a un iluminado portugués sacando las cosas aún más de quicio? El Clásico no le echó de menos, ciertamente, pero ambos equipos harán bien en exigir algo más a sus actuales entrenadores.     

 

FC Barcelona 2 – Real Madrid 1

(Neymar 19’, Alexis 78’, Jesé 91’)

Camp Nou (Barcelona) 26/10/13

Público: 98.761 espectadores

Árbitro: Undiano Mallenco

 

FC Barcelona: Valdés, Mascherano, Piqué, Adriano, Alves, Busquets, Xavi, Iniesta (min. 77 Song), Messi, Cesc (min. 70 Alexis), Neymar (min. 84 Pedro).

Entrenador: Gerardo “Tata” Martino

 

Real Madrid: Diego López, Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo, Ramos (min. 56 Illarramendi), Khedira, Modric, Bale (min. 61 Benzema), Ronaldo, Di María (min. 76 Jesé).

Entrenador: Carlo Ancelotti

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com