Menu

bbva2a

 

La Liga - Jornada 2

La chistera de Luis Enrique

 

Textos de Redacción

Fotos LFP / Vídeos de Canal +

 

De momento, chaval al que hace debutar el asturiano, chaval que marca un gol importante. ¿Tendrá el Barcelona "B" efectivos que prestar para 36 fechas más? Viendo lo enchufado que se halla Messi, intuyendo la profundidad de que dispondrá Neymar, esperando a Luis Suárez, todo parece indicar que las estrellas se bastarán, pero siempre es bueno saber que hay fondo de armario. Algo precisamente que ha perdido el Madrid con la marcha de Di María y Xabi Alonso, puesto que gol jamás le ha faltado en la etapa CR7. Mientras Florentino se traía a otro ariete, "Chicharito", los suyos se dejaban remontar un 0-2 frente a una Real Sociedad que olvidó la depresión europea dándose un festín de cuatro tantos.

 

bbva2a

 

La Liga - Jornada 2

La chistera de Luis Enrique

 

Textos de Redacción

Fotos LFP / Vídeos de Canal +

 

De momento, chaval al que hace debutar el asturiano, chaval que marca un gol importante. ¿Tendrá el Barcelona "B" efectivos que prestar para 36 fechas más? Viendo lo enchufado que se halla Messi, intuyendo la profundidad de que dispondrá Neymar, esperando a Luis Suárez, todo parece indicar que las estrellas se bastarán, pero siempre es bueno saber que hay fondo de armario. Algo precisamente que ha perdido el Madrid con la marcha de Di María y Xabi Alonso, puesto que gol jamás le ha faltado en la etapa CR7. Mientras Florentino se traía a otro ariete, "Chicharito", los suyos se dejaban remontar un 0-2 frente a una Real Sociedad que olvidó la depresión europea dándose un festín de cuatro tantos.

 

Villarreal - FC Barcelona

Sandro triunfa en el estadio del Millón

 

bbva2b

 

Villarreal CF 0 - FC Barcelona 1

(Sandro 82’)

Con una posesión superior al setenta por ciento, teniendo en cuenta el contraste entre saques de esquina a favor y en contra (10-3), entre disparos lanzados y recibidos en el espacio comprendido por los tres palos (8-0), difícilmente puede decirse que el Barça de Luis Enrique firmara un encuentro descontrolado, tampoco que acabara ganando por ese plus inefable que tiende a otorgar la diosa Fortuna. Pero cabe reconocer a la vez que, de un tiempo a esta parte, sus visitas a El Madrigal alumbran circunstancias muy extrañas. Tras los dos goles en propia puerta con que el Submarino Amarillo se autotorpedeó el pasado año, el pinball se repitió en esta ocasión con las maderas como elemento recurrente: hasta seis bolas golpearon en ellas, tres por equipo y casi siempre en circunstancias tirando a confusas, ora porque Messi lanzaba una falta que rebotaba en un defensa y que Asenjo salvaba in extremis, ora porque Mathieu estiraba la punta de la bota para desviar un centro lateral, ora porque un jugador castellonense se interponía en el disparo raso del 10 argentino, ora porque de nuevo el central francés despejaba blando a la frontal para que Pina probara suerte entre un mar de piernas… Y, como momento culminante, en la jugada “Matrix” de la noche, Víctor Ruiz se erigió en prestidigitador digno de Las Ramblas haciendo que la pelota rebotara repetidas veces en su cuerpo y negándole en última instancia el tanto a Neymar sobre la misma línea de gol.

 

Fue, en efecto, un partido entretenido, dueño de picos sencillamente delirantes, con un Barcelona concentrado y exigente, y un Villarreal que cerca estuvo de aprovechar la falta de contundencia del tándem Mathieu-Bravo y el bajón que experimentó la medular rival cuando Rakitic, hasta entonces omnipresente, la abandonó para escorarse hacia el lateral derecho. Cierto es también que, en el tan tradicional desencuentro entre césped y marcador, donde el dominio de lo verde no acaba de capitalizarse en lo electrónico, por momentos brotaron en los azulgranas tics propios de la pasada temporada: la apatía/cansancio de un Pedro a quien Velasco Carballo negó en el primer tiempo un penal bastante evidente, los centros de Alves a ese área que Luis Suárez aún tardará 55 días en transitar, las pérdidas de Messi cuando se emperraba en estamparse contra la barrera central de uniformes amarillos… Pero acertó Luis Enrique con los cambios y, sobre todo, con la libertad que viene otorgando a Neymar para que barra el frente de ataque.

 

Así, tras un par de carreras paralelas a la línea de cal que marca la zona más caliente del campo, tras escapársele el gol en otro par de remates faltos apenas de una pequeña chispa, el brasileño cazó la pelota que una buena presión de su compatriota Alves había dejado sin dueño y asistió al desmarque de Messi, que encaró a Asenjo con más pulso que ángulo. Y el guardameta palentino, no podía ser de otro modo, logró prestar oposición al disparo del crack entre sus piernas, pero el rebote quedó en esta ocasión franco para que Sandro firmara, por fin, el ansiado Jackpot. Después de que Munir viviera la de arena en su reválida como titular, otro chaval del “B” agradeció la oportunidad del debut con un gol vital. Aunque requerirá prácticamente una Bota de Oro para redimir por completo a su anterior tocayo en la historia reciente del Barça, el presidente que legó no pocos escándalos judiciales y una Junta autocomplaciente, que nada pinta en los despachos de la UEFA o la LFP, Sandro firmó una entrada plácida en la doble semana de compromisos internacionales. No es botín menor, de momento. Milo J. Krmpotic'

 

 

Real Sociedad - Real Madrid

El extraño caso del doctor Real y el señor Madrid

 

bbva2c

 

Real Sociedad 4 - Real Madrid 2

(Ramos 5', Bale 11', Iñigo Martínez 35', Zurutuza 41' y 65', Vela 75')

Si ha habido un equipo con dos personalidades hoy, ha sido el Real Madrid. El partido pareció un argumento contemporáneo y adaptado al fútbol de la conocida novela de “El doctor Jekyll y el señor Hyde” de Robert Louis Stevenson. No se puede jugar bien en los primeros treinta minutos y el resto del partido tirarlo todo por la borda. Pero bueno, eso lo analizaremos más adelante. Antes quería decir algunas cosas sobre la Liga.

 

Antes de nada, quería señalar que muchos palos le han caído a Cristiano Ronaldo esta semana por decir lo que es verdad, que es un chiste que eligieran a Messi como mejor jugador del Mundial. Estos días pasados, los culés han estado rechinando los dientes porque le han dado el premio a Cristiano y porque el último sorteo de la UEFA fue un auténtico homenaje al equipo blanco, lo cual es normal, por algo el Real Madrid es el mejor equipo del siglo XX y el único que tiene diez Copas de Europa en su historia. En cuanto a los atléticos, siguen llorando por la extrema sanción, según ellos, impuesta a Simeone por su pésimo comportamiento en la final de la Supercopa de España. Pero un tío que agrede a un árbitro se merece eso e incluso una más drástica sanción.

 

Madrid es quizás la ciudad donde más cantidad de gente por metro cuadrado ve los partidos de su equipo en los bares. Ver un partido en un bar donde nadie te conoce, para al final terminar hablando con el hincha de al lado como si lo conocieras de toda la vida, es una pasada. Y la hinchada, si ya estaba mosqueada por la salida de Ángel Di María, con la de Xabi Alonso se ha quedado en shock. Un amigo vikingo me dice: “Tío, lo del Fideo fue un mazazo, pero lo de Xabi Alonso ha sido una putada, ahora si Florentino no ficha un mediocentro y un delantero en estas horas que faltan para que se cierren los fichajes, mal llevamos esta temporada”. Y mi colega dice en voz alta lo que muchos madridistas pensamos.

 

bbva2d

 

Efectivamente, en el primer tiempo el Real Madrid jugó bien y en los primeros treinta minutos metió dos goles, tuvo tres oportunidades y pudo sentenciar el partido, pero entonces se relajó y la Real Sociedad, con más empuje y entrega, empató. En la segunda parte pasó lo increíble: el Real Madrid se desdibujó y la Real creyó en la remontada, hasta sumar cuatro tantos. La imagen que dejó el Madrid en el segundo tiempo es algo que no se puede perdonar. Sin imaginación, desordenados, jugando a la loca.

 

El problema del Madrid es que no tiene recambios ofensivos, con Cristiano y Jesé lesionados, aunque felizmente parece que va a fichar al “Chicharito” Hernández. En el mediocampo, sin Xabi y Di María, nos hemos quedado sin jugadores que equilibren y den salida al equipo, lo mismo que defiendan. Por otro lado, el Madrid parece jugar por momentos con siete, ya que no defienden ni Bale, ni Benzema, ni James, ni Marcelo.

 

Sigo creyendo que el Real Madrid, con el equipo que tiene, puede aspirar a ganar todo, pero se va a tener que dejar de pijadas, como el hecho de no defender que practican algunos de sus jugadores, y jugar con intensidad todos los partidos que restan de la temporada. Ancelotti tiene mucho trabajo por hacer y muchos seguimos creyendo en el director técnico italiano, aunque hoy estemos fundidos por esta derrota tan lamentable. Mañana será otro día. Leo Zelada

 

Redacción

El equipo de redacción de Blisstopic. Somos gente mala y peligrosa, pero queremos un mundo mejor, una blisstopía.

 

blisstopic@blisstopic.com