Menu

villbar1

Villarreal CF 2 -

FC Barcelona 3

DE LA TRAGEDIA DE TITO AL DRAMA DEL "TATA"

 

Milo J Krmpotic’

Fotos LFP

 

1) Han sido varios, cabe confesarlo, los momentos en que este cronista adjudicó para sus adentros los cada vez más notables bajones de juego azulgrana a alguna pésima noticia relacionada con Tito Vilanova. Las deserciones tras el descanso frente al Valencia y en Anoeta, las incomparecencias en estadios como los de Valladolid y Granada… En todos esos episodios, culminados siempre con derrota, la flagrante escasez de fútbol pareció necesitar de un añadido anímico para redondear una explicación que nunca llegó a cuadrar, cuyas aristas posiblemente iremos conociendo con el paso de los años aunque, en definitiva, apuntarían antes a cismas puntuales que a la enfermedad de su exentrenador, por más que ésta haya proyectado su sombra sobre el total de la temporada, comenzando por la obligada contratación in extremis de un sustituto para el banquillo.

 

2) La visita a El Madrigal, evidentemente, sí se vio afectada directamente por el fallecimiento de Tito, a tal punto que algún miembro del equipo titular siguió llorando su adiós sobre el césped mismo, durante el preceptivo minuto de silencio. Y lo cierto es que, a lo largo de la hora y media de juego que siguió, y esta es una de las escasas dos noticias positivas que amparó el encuentro en términos barcelonistas, los del “Tata” se emplearon con un oficio y un ansia de desafiar la adversidad sencillamente encomiables. A la vez, eso sí, lo hicieron a partir de la ausencia de soluciones ofensivas y la carencia de líderes que ha venido siendo norma desde principios de año.

 

villbar2

 

3) Sucede –y no hay aquí el menor ánimo de frivolizar equiparando desgracias que nada tienen que ver–, sucede, decía, que el Villarreal vivió una noche no mucho más afortunada, cuyo sino pareció emperrado en dar la razón a cierto dramaturgo francés en su aversión por el color amarillo. Y esa afinidad hacia el infortunio iba a quedar sentada con un par de accidentes dobles por parte: los dos lesionados con que se saldó el primer tiempo y los dos, dos goles en propia puerta que durante la reanudación permitieron a su rival empatar un partido que se le había puesto muy cuesta arriba.

 

4) Sobre todo porque, regresando a los 45 minutos iniciales, el control de la pelota se había visto coronado con muy escasas salidas de guión, un disparo de Messi que repelió Asenjo y alguna carrera en profundidad de Alexis, mientras que, a la que el centro del campo se distendió, las embestidas del Submarino castellonense comenzaron a golpear la línea de flotación barcelonista, incapaz de negociar un escenario menos proclive al contragolpe. Así, rozando el descuento, después de que Gabriel repeliera un disparo de Xavi y de que Bartra salvara bajo palos una ocasión en la que Gio mostró escaso hambre finalizador, el mismo Xavi se rindió en la carrera con Cani y éste se coló entre los dos centrales para tocar de primeras el pase de Pereira y colocar el balón al poste largo de Pinto.     

 

villbar3                      

                  

5) De manera distinta en la ejecución pero idéntica en la falta de solidaridad defensiva, allá por el minuto 55 Aquino sacó un centro desde la banda derecha hacia la frontal, donde surgió completamente solo Trigueros para cazarlo de cabeza y superar a Pinto: si la distancia hasta el marco hacía difícil predecir un final feliz para un remate de esas características, lo cierto es que la ejecución resultó notable y se vio favorecida por la mala colocación del portero gaditano, abrazado prácticamente al palo por el que llegaba la jugada e incapaz, por tanto, de cubrir con garantías el opuesto.

 

6) Con un solo cambio disponible, el Villarreal intentó economizar esfuerzos. Y, por más que la salida de Cesc diera mayor movilidad al ataque azulgrana, éste siguió apostando una y otra vez por la misma absurda suerte que tan escaso rédito le viene otorgando: centros estáticos de Alves al área pequeña para solaz de portero y centrales, dueños de la altura que en cambio le falta a la última línea barcelonista. En uno de ellos, no obstante, Gabriel introdujo el balón en su portería prácticamente de espuela. Y, en otro de tantos, fue Musacchio quien, sin la amenaza de atacante alguno, volvió a provocar la desesperación de Asenjo al firmar un certero testarazo.

 

villbar4

 

7) La ausencia de virtudes exhibida hasta ese empate se vio redimida, eso sí, con el maravilloso gol de la victoria, instantes después de que Asenjo respondiera espectacularmente a una falta lanzada por Messi: Busquets robó el balón en la línea de tres cuartos, condujo y, al ver que una muralla amarilla le cerraba el paso, picó de cuchara sobre el desmarque de Cesc, quien cedió de cabeza al 10 para que este fusilara el único tanto de la velada que lució firma azulgrana. Acto seguido, el árbitro señaló fuera del área una falta del mismo Busquets que quizá no lo fuera, pues tocó balón a la vez que jugador, pero que también podría haber acabado decretada como pena máxima.

 

8) No fue así y tampoco le quedó energía y tiempo al Villarreal para dar un nuevo susto a su rival. Y este protegió el resultado con el celo de los equipos pequeños, perdiendo tiempo en el último cambio y en cada saque de banda, consciente de su carácter decisivo. No porque sus aspiraciones al título de Liga resulten particularmente creíbles, a estas alturas, sobre todo tras la victoria del Atlético en Mestalla; sí, en cambio, porque el barcelonismo reclamaba una cierta unidad entre sus diferentes estamentos a la hora de lidiar de la mejor manera posible con estos días de luto. Descanse en paz Tito Vilanova.   

                                       

Villarreal CF 2  - FC Barcelona 3

(Cani 46’, Trigueros 55’, Gabriel p.p. 65’, Musacchio p.p. 78’, Messi 83’)

El Madrigal (Villarreal) 27/04/14

Público: 22.839 espectadores

Árbitro: Fernández Borbalán

 

Villarreal CF: Asenjo, Mario, Musacchio, Gabriel, Jokic, Bruno, Pina (min. 36 Aquino), Trigueros, Cani, Giovani (min. 82 Uche), Perbet (min. 14 Jonathan Pereira).

Entrenador: Marcelino García Toral.

 

FC Barcelona: Pinto, Alves, Mascherano, Bartra, Adriano, Busquets, Xavi (min. 62 Tello), Iniesta, Alexis (min. 62 Cesc), Messi, Pedro (min. 90 Sergi Roberto).

Entrenador: Gerardo “Tata” Martino.

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com