Menu

barval1

FC Barcelona 2 -

Valencia CF 3

EXHIBICIÓN PARCIAL, APAGÓN TOTAL

 

Milo J Krmpotic’

Fotos LFP

 

1) En un mundo tan dogmático como el del fútbol, donde pocos, muy pocos de sus protagonistas escapan al lugar común y la ley del silencio, donde los jugadores valoran los partidos a partir de latiguillos cuya variedad podríamos señalar con los dedos de una mano, los entrenadores se esfuerzan por no salirse de un guión tirando a tibio y los presidentes tapan hoy los chanchullos de otros presidentes con la esperanza de que esos otros presidentes tapen su propio chanchullo el día de mañana, en ese mundo, la brutal honestidad y el sentido común de Luis Aragonés fueron una rareza rayana en la genialidad. Exabruptos aparte, que los tuvo, su posicionamiento al lado de los jugadores durante el Motín del Hesperia, la Copa del Rey con la que salvó la honra europea del Barça en aquel convulso 1988 (y que abonó el terreno para el primer título de Cruyff, la Recopa del año siguiente) y, por supuesto, la Eurocopa de 2008, muesca inicial de la mejor selección española de todos los tiempos, permanecerán en la memoria futbolera de quien esto firma.

 

barval2

 

2) Para rarezas, por eso, el remate con el que Alexis firmó el tanto inicial, tras una jugada que resumió las muchas virtudes azulgranas durante la primera media hora de juego: voluntad incisiva, robo sobre la salida del equipo rival, combinación al primer toque, movilidad, llegadas al área desde distintas líneas y, por último, a centro de Messi, un disparo del chileno contra el césped a sus pies que generó una parábola tan sorprendente como inalcanzable para Diego Alves. Tales habían sido las señas contra el Málaga y, dada la sucesión de saques de esquina y oportunidades, resultaba lícito comenzar a pensar que el Barça del “Tata” por fin había cobrado una forma a la altura de su pasado reciente.

 

3) Cortocircuito a la de una: Se había quejado Sergio Busquets de un golpe y Song llegó a calentar brevemente por si resultaba necesario sustituirlo. Así que quizá fuera una cuestión física, como quizá se tratara de ese partido nefasto de cada veintipico al que el chaval nos tiene acostumbrados. En cualquier caso, tal y como su participación en el ataque se ralentizaba, en defensa el Barça extravió también su única herramienta de contención. A la postre, su blandura al gestionar sendos balones divididos dio origen al 1-1 y al 2-3 (si Piqué contribuyó perdiendo la marca de Parejo en el primero, el segundo lo encontró completamente vendido).

 

4) Cortocircuito a la de dos: Víctor Valdés cometió un único error, pero por duplicado. Si su salida en falso a un lanzamiento de esquina no acabó en gol de milagro (Ricardo Costa decidió que la portería vacía se veía demasiado inmaculada como para mancharla alojando el balón en ella), en el segundo tiempo volvió a efectuar una carrera destemplada hacia un balón claramente pasado, y en esta ocasión no contó con la cortesía de Piatti, que se comió a Alves en un cabeceo con tanto hambre como fortuna.   

 

barval3

 

5) Apagón a la de tres: Un centro de primeras de Pedro que Costa rechazó con el brazo (el portugués buscaba pegarlo al cuerpo pero al inicio de la jugada lo tenía claramente separado, con lo que cabía pitar lo mismo que tragarse el silbato) se tradujo en el penal con el que Messi firmó las segundas tablas: 2-2. Pero los de casa no estaban ya sobre el campo. Sus líneas se vinieron abajo para solaz de los contragolpes visitantes y, mientras más de uno buscaba hacer la guerra por su cuenta, ninguno mostró la pausa y los galones para recomponer la situación. Cierto es que en nada ayudó el “Tata” con su pésima política de cambios: retirando a Xavi y Cesc, vació el centro del campo, desactivó de una tacada a Pedro, Alexis y, después, Tello; consiguió, en definitiva, que fuera Mascherano el arquitecto de cada jugada y que su equipo sólo flirteara con el gol del empate en un tardío tuya-mía entre Iniesta y Messi que tropezó con la bota de Diego Alves.

 

6) Había comenzado el encuentro presidido por la memoria de Luis Aragonés y acabó bajo el recuerdo de aquellos Barça-Valencia donde la pizarra de Ranieri y las galopadas del “Piojo” López dinamitaron a Louis Van Gaal. A la vez, tal y como les concedió un penal dudoso, el árbitro señaló como falta en su contra cada desmayo de algún jugador blanquinegro (sumamente habituales a la que notaban la brisa previa a la presión de un rival), les negó un par de córners y sólo mostró la amarilla a Diego Alves por su parsimonia en el saque de puerta bien avanzado el tiempo de descuento. Dicho lo cual, la imagen del Barça durante los últimos cincuenta minutos de partido resultó tan ridícula, su ausencia de respuestas sobre el césped o desde el banquillo tan escandalosa, que sólo la derrota podía hallarse a su bajura. Y los cinco puntos sumados sobre los últimos doce invitan a pensar que, pese a los momentos de gran juego que hemos presenciado, lo de esta noche no acaba de ser un patético accidente.    

 

barval4                                                        

 

FC Barcelona 2 – Valencia CF 3

(Alexis 7’, Parejo 44’, Piatti 48’, Messi p. 54’, Alcácer 59’)

Camp Nou (Barcelona) 01/02/14

Público: 66.969 espectadores

Árbitro: Pérez Montero

 

FC Barcelona: Valdés, Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Busquets, Xavi (min. 65 Iniesta), Cesc (min. 77 Tello), Pedro, Alexis, Messi.

Entrenador: Gerardo “Tata” Martino.

 

Valencia CF: Alves, Barragán, Ricardo Costa, Mathieu, Bernat, Oriol, Javi Fuego, Feghouli, Parejo (min. 93 Míchel), Piatti (min. 87 Fede Cartabia), Alcácer (min. 73 Vargas).

Entrenador: Juan Antonio Pizzi.

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com