Menu

barmal1

FC Barcelona 3 -

Málaga CF 0

PRESIDENTE NUEVO, JUEGO "VIEJO"

 

Milo J Krmpotic’

Fotos LFP

 

1) Tradicionalmente dividido entre el “més que un club” y la “casa de barrets”, el Barça venía de grabar esta semana una nueva muesca en el segundo apartado. Sandro Rosell justificó su dimisión en una serie de presiones que supuestamente llegaron a incluir un balazo contra la puerta de su domicilio, pero el asunto reunió todos los componentes de una vendetta (parece que el socio Jordi Cases retirará la querella pese a que el presidente entrante, Josep Maria Bartomeu, tuvo participación directa en el fichaje que la motivó) y ciertamente no hemos escuchado la última palabra al respecto (Marca informa hoy de que en Brasil solicitan ocho años de cárcel para el exmandatario por falsedad documental en la organización de encuentros de la canarinha).

 

2) Pero diríase que Rosell, por escasamente carismático, por presentar una de esas personalidades que suelen invitar a la desconfianza (merecida o no), será añorado poco y nada. Su mano derecha, Bartomeu, tardó cinco minutos en desmarcarse de varias de sus decisiones, amén de desmentir los números que empecinadamente había defendido en lo que a la compra de Neymar respecta. Y ese fue más o menos el tiempo que tardaron tanto el Camp Nou como el vestuario en pasar página.

 

barmal2

 

3) Mientras Bartomeu reía en el palco con absoluta normalidad, con Neymar lesionado y Afellay regresando a una convocatoria 624 días después, la etapa Rosell comenzó a cobrar visos de espejismo. Y la salida del Barça en efecto nos retrotrajo a tiempos mejores: Xavi pareció quitarse un par de centenares de encuentros de encima para dominar la medular como en sus mejores días, Alves y Alba se hicieron dueños de cal a cal de sus respectivas bandas, Alexis complementó al primero en ataque tal y como Pedro cubrió la retaguardia del segundo, Cesc llegó por tierra mar y aire, y Messi, tras recuperar su aureola de 10 con la triple asistencia a Tello del pasado miércoles, se mostró menos obsesionado con el gol y más comprometido con el juego de equipo.

 

4) Aunque bien plantado defensivamente, el Málaga se las tenía que ver con ataques de todos los colores. Alexis disparó a la madera en el minuto 5 y, durante la siguiente media hora, los visitantes vivieron tanto del carácter de araña negra de Willy Caballero como del cuerpo de muñecos de feria que se les iba poniendo a los integrantes de su zaga. Cierto es que esa intensidad se desbordó durante un rato, que Alves regaló un balón tonto que acabó saldándose con una amarilla a Piqué y que Pedro se escurrió en el área rival cuando se aprestaba a fusilar el 1-0, pero las sensaciones eran claramente positivas.

 

barmal3

 

5) En esas, sobre la recta final del primer tiempo, por segundo partido liguero consecutivo, los azulgrana abrieron el marcador tras un lanzamiento de córner: Alexis peinó al segundo palo y Piqué se colocó el balón para rematar a placer (por perder el espacio a su espalda, Sergio Sánchez se ganó la rabia de Caballero). Y nada cambió con la reanudación. Jordi Alba se coló entre los dos delanteros visitantes para anular su mejor opción de gol y, acto seguido, se sucedieron sendas oportunidades de Cesc y, de nuevo, Piqué, que cabeceó otro córner a la madera (doce a cero era el balance en los saques de esquina cumplido el minuto 60, dato bastante indicativo de los cauces por los que había transcurrido el encuentro).

 

6) Pero había que cerrar el resultado y Messi decidió ponerse manos a la obra con sendos caracoleos (el segundo, tras una finta memorable de espaldas a portería) que acabaron en los pies de Pedro. Y en ambos casos escogió este la mejor opción: ligero recorte para disparar con rosca al palo largo (2-0) y pase raso en diagonal para que Alexis no tuviera más que empujar la pelota (3-0). Redujo entonces el Barça sus revoluciones y el Camp Nou, satisfecho, pudo dedicarse a ovacionar la sustitución de Xavi (703 partidos, no descarten que sigamos manteniendo la cuenta cita tras cita) y el regreso de Afellay.

 

7) Llevamos buena parte de la temporada preguntándonos por las razones de la falta de consistencia del Barça del “Tata” y, si tuviéramos que mostrarnos crueles, afirmaríamos que el relevo institucional ha quitado una losa de encima a los jugadores. Por otro lado, no sería tampoco la primera ocasión en que un desempeño guardiolesco se ve inmediatamente mancillado por una apología del bostezo. Tiempo al tiempo. Pero, caso de que alguien siga teniendo dudas, puestos a elegir, el de esta noche se parece bastante al buen camino.                                                   

 

FC Barcelona 3  – Málaga CF 0

(Piqué 40’, Pedro 55’, Alexis 61’)

Camp Nou (Barcelona) 26/01/14

Público: 56.355 espectadores

Árbitro: Clos Gómez

 

FC Barcelona: Valdés, Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Xavi (min. 78 Sergi Roberto), Busquets, Fàbregas, Alexis (min. 87 Afellay), Messi, Pedro (min. 61 Tello).

Entrenador: Gerardo “Tata” Martino.

 

Málaga CF: Caballero, Angeleri, Sergio Sánchez, Flávio, Antunes, Juanmi, Camacho, Tissone (min. 81 Darder), Duda, Pérez (min. 66 P. Morales), Santa Cruz (min. 25 Pawlowski).

Entrenador: Bernd Schuster.

Milo J. Krmpotic’

Milo J. Krmpotic’ debe su apellido a una herencia croata, lo más parecido en términos eslavos a una tortura china. Nacido en Barcelona en 1974, ha publicado contra todo pronóstico las novelas “Sorbed mi sexo” (Caballo de Troya, 2005), “Las tres balas de Boris Bardin” (Caballo de Troya, 2010), “Historia de una gárgola” (Seix Barral, 2012) y "El murmullo" (Pez de Plata, 2014), y es autor de otras tres obras juveniles. Fue redactor jefe de la revista Qué Leer entre 2008 y 2015, y ejerce ahora como subdirector del portal Librújula. Su firma ha aparecido también en medios como Diari Avui, Fotogramas, Go Mag, EnBarcelona, las secciones literarias del Anuari de Enciclopèdia Catalana

 

milo@blisstopic.com