Menu

Mi pequeña ecología sonora

Es la mejor

 

Gloria González

 

Música para las plantas, contra los políticos corruptos, con dramaturgos en camiseta, sobre películas imaginarias, desde Bélgica pasando por Bulgaria y bajo licencias Creative Commons. Una vez más, la actualidad de la música copyleft, libre de ataduras, nos sorprende, nos rodea, nos marea y nos protege así de todo mal, al menos durante un rato.

 

 

El alemán Jan Grünfeld dice que ha titulado su nuevo disco Music for plantspara que acudan a escucharlo no sólo los fans, sino también personas que simplemente andaban por Internet buscando un acompañamiento musical adecuado para sus actividades de jardinería. Y la verdad es que hasta apetece dedicarse a la jardinería al escuchar estos siete temas que se enroscan dulcemente sobre sí mismos, basados en improvisaciones a la guitarra (junto con su amiga Loop Station) y adornados de unos pocos sonidos encontrados y algún que otro instrumento de juguete (prestado por alguien) (se lo agradecemos). En fin, una obra muy recomendable de un amante de la naturaleza muy poco salvaje, a disposición, tanto de jardineros como de gente sin jardín, simultáneamente en La Bél Netlabel y Headphonica.

 

 

Si lo que buscan es acompañamiento sónico para meditar sobre política y el estado de la sociedad en general, lo más recomendado es escuchar The image has cracked, firmado desde Londres por Ivan Black y publicado por el sello mexicano Breathe Compilations. Ojalá todos los debates sobre la corrupción y el desengaño fueran tan serios y exactos pero a la par bonitos: entre electrónica suave y ambient reflexivo, Black nos invita a seguir pensando en que no podemos dejar de ver cómo nos ignoran los que intentan confundirnos. Un acierto.

 

 

Servir de acompañamiento para una película es la función oficial de The fluttering, we", mini-álbum del japonés Makoto Tanaka. Bueno, en realidad se trata de la banda sonora de un documental sobre los ensayos de una obra de teatro (en japonés, sí) en la que uno de los protagonistas (del documental) lleva una camiseta “Glorias de España” (¿por qué? buena pregunta), pero el disco puede escucharse haciendo abstracción de todo ello, pensando, por ejemplo, en un piano que viaja sobre una nube blanca que se refleja en un charco, aquí, en un parque cerca de casa, y viene y se nos lleva de paseo por el cielo azul antes de devolvernos a la cama y darnos un beso. Todo esto es verdad y puede comprobarse yendo a Totokoko, que es donde lo regalan.

 

 

No acompañar imágenes sino dibujarlas parece ser el principal objetivo de The Kinoslav Studio Orchestra, proyecto instrumental americano obsesionado con sonar a cine, preferiblemente soviético. Su “Fields of hope and grain" recorre paisajes desolados con los ojos de una guitarra y bucea en el pasado entre voces de archivo de la Guerra Fría, como quien recorta y pega con ardor en busca de un país donde nunca ha estado nadie. Muy interesante y muy disponible en Silent Flow.

 

 

Mientras tanto, el sello búlgaro Dustedwax edita el EP “Beat Tape 3”, del belga baaskaT, repleto de ritmos perezosos ideales para tomarse unas cervezas en compañía de quien sea, tranquilamente, sin pretensiones ni tensiones ni casi nada en general, sino eso, las pegadizas percusiones. Fácil de abrir y listo para el microondas. Un placer para compartir.

 

 

Compartir es un placer. En el Free Music Archive lo saben bien, muy bien, desde hace tiempo. Llevan años apoyando la música distribuida bajo licencias Creative Commons como, por ejemplo, el magnífico “Early Autumn Quartets”, del prolífico, escurridizo y quizás lituano Martin Rach: cuatro temas que son como un diálogo de besugos entre kalimba y cítara en el que de vez en cuando interviene un bongo para poner (más) desorden y del que se desprende, a pesar de todo, una belleza curiosa, o una extrañeza bella. Esperamos impacientes los cuartetos de invierno.

 

En el Free Music Archive, por cierto, necesitan ayuda. No lo digo yo, lo dicen ellos. En su favor hay que recordar que además de apoyar la música libre desde siempre (bueno, desde 2008) se han preocupado, entre otras cosas, por que podamos celebrar todos nuestros cumpleaños sin infringir los derechos de autor de nadie, por lo que se merecen, seguro, al menos nuestro más profundo respeto. Digámoslo fuerte.

Gloria González

Cuando estudió periodismo suspendió una asignatura por entrevistar (mal) a Roc Jiménez de Cisneros del grupo experimental EVOL. Nacida en Barcelona, lleva una vida viviendo fuera, desde donde ha colaborado con los e-zines Popchild (en castellano) y Brdf y Matamore (en francés). Se unió a Go Mag muy pronto y en el 2004 se inventó ahí la columna MP3, después bautizada Netlabels, una sección pionera sobre música distribuida con licencias alternativas, tema sobre el que también ha escrito para Phlow.es. En 2006 ganó un premio nacional al Mejor Blog Inclasificable con Una Huevera Al Día, sobre las hueveras de su madre. Doctora en Derecho, experta en privacidad, es miembro del Law, Science, Technology & Society Research Group de la Vrije Universiteit Brussel.